Menú de categorías

| Jul 5, 2013 | Periodista del Barrio

El trabajo, un derecho de todos

La ciudadana recuerda que los recicladores además se encargan de alimentar a los perros que dejan abandonados en las calles, “por eso merecen mejor trato”. - Archivo / GENTE DE CABECERA

La ciudadana recuerda que los recicladores además se encargan de alimentar a los perros que dejan abandonados en las calles, “por eso merecen mejor trato”. (Archivo / GENTE DE CABECERA)

María Victoria Puyana Morantes /Periodista del Barrio

¡Oh sorpresa! la que me llevé hace poco cuando nuestro reciclador (el que labora entre las carreras 39 y 41) vino a la puerta de mi casa llorando a contarme que la Policía le había decomisado su zorra o carrito de trabajo y que para recuperarlo tenía que pagar $300.000 ¿Cómo? ¿Y si lo recupera a dónde va ese dinero?

Ahora bien en relación a mi título podemos ver todos los ciudadanos que los recicladores tienen la labor más ingrata pero más beneficiosa para el medio ambiente.

Su trabajo evita que El Carrasco colapse y al contrario prolongue su tiempo y capacidad por más años.

Esta gente tiene derecho a continuar con este trabajo, es un derecho constitucional.

La Administración Municipal no puede de un plumazo dejar a esta gente menos favorecida sin su medio de solvencia, no puede desproteger a sus familias pensando en el lucro de unos tantos.

Los recicladores son una solución para la ciudad y ellos también deberían estar incluidos en este nuevo plan de reciclaje que tiene la Alcaldía.