Menú de categorías

| Sep 13, 2013 | Columnistas

La Feria y las responsabilidades

GENTE DE CABECERA

Gilberto Camargo Amorocho.

Por Gilberto Camargo Amorocho

Llega otra vez el encuentro anual. De nuevo este año tiene actividades culturales, sociales y económicas. Es una feria regional, cuyos visitantes en su mayoría son de Santander y departamentos vecinos.

Viendo el programa 2013, los escenarios para ir y disfrutar, son parques, plazas, templos religiosos, centros comerciales, coliseos deportivos, centros culturales, Cenfer y calles para los desfiles.

En la feria hay 3 tipos de responsabilidades: La alcaldía quien es la organizadora, encargada de hacer cumplir el programa y brindar seguridad; los oferentes de los espectáculos, son los artistas, caballistas, harlistas, dueños de negocios, expositores, donde se deben ofrecer idoneidad, productos con calidad y satisfacción al cliente y por último, la comunidad, que es la gran protagonista, la evaluadora del evento, donde su disfrute y buen goce obedece a su nivel cultural en valores, como ser social, inteligencia para manejar las emociones y tentaciones, tolerante, respetuoso y sobre todo acatamiento de las normas y reglamentos del evento.

También se debe entender que a la feria cualquier ciudadano es libre de su participación o no y evitar decisiones administrativas que atenten contra la buena convivencia.

En la feria del 2012 apareció un caso que violaba estos principios constitucionales, como el autorizar casetas para rumba y tomar trago en lotes de avenidas por donde van los desfiles, decisiones que atentaron contra la paz ciudadana de sectores residenciales.

Estos lunares deben evitarse y entender que la feria de Bucaramanga es otra manera de mostrarnos al mundo en el cómo somos, el qué producimos y una manera de evaluar la calidad de vida que nos damos los santandereanos.