Menú de categorías

| Oct 25, 2013 | Punto de Vista

El alicaído parque San Pío

Fabio Peña

Fabio Peña

Editor Gente De Cabecera (fpena@gentedecabecera.com)

Da tristeza y dolor ver la situación actual por la que atraviesa el parque San Pío, y no me refiero a su parte estética que es fácilmente recuperable. Me refiero es a lo que se vive hoy en las tardes y noches en este emblemático sector.

Luego de que por años fuera considerado uno de los lugares más bonitos de la ciudad, hoy está a las puertas de convertirse en un sitio tenebroso.

Tal vez muchas personas consideren exageradas estas expresiones pero a raíz de lo que he podido palpar durante los últimos días en esta zona, nos dimos a la tarea en Gente de hacer un informe al respecto.

¿La conclusión? Hoy se tienen allí dos parques distintos: uno de día y otro de noche.

El de día congrega familia, niños, ancianos, deportistas, lectores desprevenidos, cantantes ocasionales y admiradores de la naturaleza. El de la noche (especialmente sábados y domingos) es otro; es sitio de encuentro de drogadictos, de parejas de todo tipo de sexos que sin recato alguno han cogido el parque como nido de amor.

Personalmente he presenciado cómo los sábados en la tarde y noche San Pío se transforma y ha caido en las garras de maleducados, sinvergüenzas, delincuentes y exhibicionistas de todo tipo que aprovechan la escasa luz que se tiene para cometer todo tipo de actos.

Tras el trabajo periodístico realizado pudimos palpar y escuchar de viva de voz de quienes frecuentan el sector que el parque está siendo tomado por grupos de jóvenes con pésima presencia que intimidan y provocan pánico.

Cuchillos, condones, drogas y muchas cosas más son halladas por vigilantes del sector un domingo en la mañana, tras la juerga de quienes quieren acabar con un emblema de la ciudad.

Ojalá no sea tarde para recuperarlo.