Menú de categorías

| Nov 22, 2013 | Tendencias

El reloj, un accesorio de distinción y clase

 

Los relojes se han convertido en sinónimo de estatus y elegancia a la hora del buen vestir

Los relojes se han convertido en sinónimo de estatus y elegancia a la hora del buen vestir

Por Audry Laguado

La historia dice que quizá fueron los egipcios los primeros en buscar la manera de medir el tiempo por medio de los movimientos del sol.

Con el paso de los siglos la técnica se mejoró y el tiempo ahora se mide por medio de máquinas conocidas como relojes.

Tal ha sido la evolución de esta máquina, que pasó de ser una necesidad a un accesorio de distinción, clase y en muchos casos lujo. Ahora son todas unas joyas únicas que se llevan en la muñeca como un gran tesoro, pues en algunos casos estas piezas tienen piedras preciosas incrustadas en finos metales.

En la actualidad hay tantos compradores como marcas. Los estilos han evolucionado en la búsqueda de satisfacer a los más arriesgados y en complacer a los más exigentes. Lo cierto es que para cada persona hay un reloj con estilo y distinción.

Los gustos priman

“Hoy por hoy las marcas de relojes han evolucionado en temas de calidad y garantía. Por ejemplo una máquina suiza o una japonesa en términos de duración, confiabilidad o desempeño, prácticamente son iguales. Sin embargo existen personas que siguen prefiriendo los suizos porque la gente tiene la percepción de que son más finos” aseguró Javier Verhelst, especialista el relojes.

En el caso de los caballeros, ellos se han convertido en los más apasionados “si uno va a comprar un reloj tiene que tener en cuenta qué estilos tiene, es decir que si tiene estilos deportivos o casuales y así pueda complementar su colección” agregó Javier.

En el caso de las mujeres buscan que sus relojes combinen con el resto de sus accesorios, ya sea el bolso, los zapatos o el vestuario en general.

Por otro lado los relojes dorados u oro rosa volvieron a estar de moda, pues en el momento del narcotráfico en Colombia quedaron un poco relegados y estigmatizado por la connotación que tenían esos colores. Sin embargo regresaron a la venta para ser lucidos de una manera elegante.

Los estilos

Un buen reloj se puede convertir en una joya muy valiosa

Un buen reloj se puede convertir en una joya muy valiosa

Para usar un reloj se deben tener en cuenta varias cosas: “todo depende de la formalidad del sector en el que se desempeñe la persona, si es un ingeniero o un arquitecto o alguien que hace trabajo de campo yo le recomendaría un reloj pulso de caucho que es más liviano y es versátil.

Pero si es un ejecutivo que está en una oficina o en un banco, que siempre está de traje, puede usar uno que sea de pulso metálico o de acero, más clásico no tan grande” dijo Javier, quien agregó que el peso y el tamaño de reloj varía dependiendo de quién lo usa.

“Hay quienes prefieren que no sea pesado porque se sienten cómodos pero otros no, porque sienten que no llevan nada”, aseguró Javier.

Siempre vale la pena llevar un reloj, incluso hay personas que se sienten desnudas si no llevan uno, con los años este accesorio se ha convertido en un transmisor de estatus, la gente trata de decir, sin decirlo, que la ha ido bien en la vida, pues es un símbolo de clase y distinción.

Para los más arriesgados

La gente que hace deportes extremos también tiene opciones, pues algunas de las grandes marcas han buscado mejorar cada diseño para que sean resistentes a los golpes fuertes y al agua.

Adicionalmente pueden tener sistemas especiales de medición de tiempo, incluso de pulsaciones.

Este tipo de relojes son muy apetecidos en Santander por quienes practican deportes de aventura.