Menú de categorías

| Ene 31, 2014 | Nuestra Gente, ¿Qué pasa?

“La glorieta sí tiene quién la quiera”

 

Las empleadas del Chicamocha Centro Empresarial  por estos días riegan las plantas con baldes.

Las empleadas del Chicamocha Centro Empresarial por estos días riegan las plantas con baldes.

La glorieta de la calle 36 con carrera 32, frente al hotel Chicamocha sí tiene quien la quiera y quien se preocupe por ella.

Aunque no hace parte de la nómina de funcionarios de la Alcaldía de Bucaramanga, Lucrecia Amaya Ortega sí ha tenido la voluntad de hacer de este bien público un espacio limpio y agradable a la vista de los bumangueses.

Eso es lo que ha tratado de hacer durante los 15 años que lleva laborando como administradora de Chicamocha Centro Empresarial.

“Hay que decir que esta glorieta es del Municipio. Inicialmente el centro empresarial le hacía el mantenimiento todos los jueves, incluso la encerramos para evitar que los indigentes se bañaran y lavaran sus ropas ahí… se puso bonita”, dijo Lucrecia.

Sin embargo hace 6 años ocurrió un daño en el aparato que hace que la fuente funcione como tal y el precio para repararlo era bastante elevado.

“En esa época el arreglo costaba $1 millón y los copropietarios siempre hacían sus aportes para mantenerla limpia, pero ya aumentar la cuota para reparar la falla no era justo, no nos correspondía”, explicó.

Este es el estado actual de la glorieta frente al hotel Chicamocha. La imagen habla por sí sola

Este es el estado actual de la glorieta frente al hotel Chicamocha. La imagen habla por sí sola.

Empieza la puja

Un día un ciudadano interpuso una Acción Popular contra Chicamocha Centro Empresarial reclamando el mantenimiento de la glorieta.

“Entonces tuvimos que recordarle al Municipio que eso era propiedad de ellos y que como tal debían preocuparse por el embellecimiento constante de este espacio.

“Sí, empezaron a verse algunas algunos cambios pero qué sorpresa la que me llevé cuando vi en los medios de comunicación que habían invertido $42 millones… era mucha plata para el arreglo del aparatico y de la limpieza que hacían…

¡qué horror! Yo decía ¿en qué le metieron todo eso? Supuestamente quedó lindo pero la fuente solo duró funcionando dos meses… y se volvió a morir”, explicó.

Además del escándalo de dicha cifra, le quitaron el encerramiento a la glorieta, situación que permitió el retorno de los habitantes de la calle.

 

¿Y ahora?

“Un día, en septiembre de 2013, le dije al jardinero del centro empresarial, a don José Luis, que se metiera a la glorieta, la lavara y la limpiara. Estaba demasiado abandonada, había sapos y demasiados zancudos… estas labores las pagaríamos con recursos del centro empresarial”, explicó Lucrecia.

Eso fue un domingo. Según el jardinero, ese día pasó por allí el alcalde Luis Francisco Bohórquez y le preguntó qué hacía y don José Luis le respondió que estaba lavando la fuente, tal y como se lo había ordenado su jefe Lucrecia Amaya Ortega. Luego el mandatario le dijo: “Dígale a su jefe que mañana a primera hora le mando a arreglar la fuente”.

Y así fue.

Ese primer día de la semana llegaron al sitio algunos bomberos y funcionarios de la Alcaldía de Bucaramanga para poner a funcionar de nuevo la fuente, instalar las banderas que algún día puso doña Lucrecia y volver a encerrarla.

Lucrecia Amaya Ortega es la adminstradora de Chicamocha Centro Empresarial y quien se ha preocupado por la fuente de la calle 36.

Lucrecia Amaya Ortega es la adminstradora de Chicamocha Centro Empresarial y quien se ha preocupado por la fuente de la calle 36.

Esperando respuesta

“En esa visita de septiembre me pidieron el favor que les ayudara a cuidar la glorieta, sin embargo yo pido algo: que me la den en comodato. Que hagamos un contrato, yo me encargo de cuidarla, limpiarla y mantenerla bonita, pero que si se daña algún aparato costoso que ellos asuman el valor. Sin embargo no me han dicho nada al respecto.

“Hasta diciembre funcionó como fuente y hoy solo se pueden rociar los jardines con un balde, pues no entregaron las llaves del encerramiento.

“Y ni qué decir de los indigentes. Cuando llegan llamamos a la Policía… pero nunca llegan”.

Seguirán limpiándola

Éver Ortiz, coordinador de Parques y Zonas Verdes de la Secretaría de Infraestructura de Bucaramanga, dijo que la lucha constante en este lugar es con la indigencia, por lo que invitó a la comunidad a denunciar ante la Policía a estas personas. “Allí estamos haciéndole aseo, pero estamos compitiendo con la indigencia que nos deja a diario porquerías. Vale decir que la glorieta estuvo sin funcionar hasta septiembre, luego la Administración Municipal hizo la reparación temporal mientras el proceso de contratación, que se hizo en diciembre. Se le hizo mantenimiento a la tubería y al motor que conforman la fuente y quedó funcionando”, dijo el funcionario.