Menú de categorías

| Feb 21, 2014 | Punto de Vista

No a todos les va bien

Fabio Peña

Fabio Peña

Editor Gente de Cabecera (fpena@gentedecabecera.com)

No cabe duda que el área metropolitana de Bucaramanga tiene dos grandes polos de desarrollo en sectores como Cabecera y Cañaveral.

El crecimiento económico, social y de infraestructura que se registra durante los últimos años en estos dos sectores es evidente y jalonan una economía pujante que nos pone en el ámibito nacional como ejemplo.

Sin embargo, hay que llamar la atención sobre lo que está sucediendo con algunos negocios pequeños y grandes que están pasando dificultades y que merecen una mirada de todos.

Se trata de locales comerciales de todo tipo ubicados en los más tradicionales centros comerciales de la ciudad o hipermercados y sus alrededores donde se puede observar que varios de ellos se han cerrado y otros están a punto de ser desocupados.

¿La razón? No resistieron la competencia que hoy se plantea con la llegada de nuevos almacenes y el boom que se registra en los nuevos centros comerciales.

Es innegable que algunas plazas de comidas que hace casi un año vivían llenas los fines de semana hoy están a medio ocupar.

Igual acontece con ciertos almecenes que han decidido claudicar ante la soledad que registran los lugares donde están ubicados y que hace apenas unos meses eran de los más exclusivos de la ciudad.

Para algunos se trata de los riesgos que se corren en los negocios, para otros es la guerra del pez gordo que se come al chico.

Sin embargo, no queda otra alternativa que reinventarse y buscar fórmulas para salir adelante frente a una competencia cada vez más dura.

La ciudad está evolucionando y se está notando que quien no busque alternativas frente a la competencia tiende a quedarse rezagado. Ojalá haya clientes para todos y que la ciudad siga progresando.