Menú de categorías

| Mar 14, 2014 | Nuestra Gente

Movidos por la enseñanza de la danza

Winston Berrío, director de la escuela, Óscar Alfonso Mora, presidente de la asociación y los docentes hacen parte de esta familia que une la vida de muchos niños y jóvenes

Winston Berrío, director de la escuela, Óscar Alfonso Mora, presidente de la asociación y los docentes hacen parte de esta familia que une la vida de muchos niños y jóvenes. (Fotos suministradas).

Los chicos que hacen parte de la Escuela de Formación Danzaria CDanza ‘no la creen’ desde hace un par de meses, pues tener su propio sitio de aprendizaje de baile fue por mucho tiempo una idea utópica.

Sin embargo ese sueño es hoy realidad y todo gracias a las gestiones y actividades que durante más de 10 años ha desarrollado la Asociación Cultural de Profesores de Danza, quienes incansablemente han apoyado esta labor que no solo ha logrado formar a excelentes bailarines, sino que ha permitido crear nuevas personas.

Tienen muy poco en su sede propia, en la carrera 33 con calle 36, en el barrio El Prado, pero la historia de este proyecto educativo nació en 2004.

“El proyecto bandera de la asociación es CDanza, que antes tuvo otros nombres pero hoy es Escuela de Formación Danzaria. Nos dimos cuenta siempre que esto debía ser un centro de desarrollo de la danza, por eso contamos siempre con supervisión constante de la Secretaría de Educación”, comentó Sonia Acevedo coordinadora académica del programa.

¿Cómo funciona?

José Luis León, Alexander Salazar, Andrés Gutiérrez, promotores de escuelas independientes de la ciudad, se formaron en Cdanza. Esta es la nueva y propia sede de la escuela.

José Luis León, Alexander Salazar, Andrés Gutiérrez, promotores de escuelas independientes de la ciudad, se formaron en Cdanza. Esta es la nueva y propia sede de la escuela.

CDanza ofrece formación en estilos y técnicas universales como el ballet, la danza contemporánea, etnodanza y danza tradicional colombiana.

Los jóvenes ingresan con alrededor de 11 años, a la par con el grado sexto de bachillerato.

“Es paralelo a la jornada académica. En sexto están los que inician el nivel 1, que ven danza colombiana. En nivel 2 están los de séptimo grado y así hasta graduarse como bachilleres y también en la escuela”, explicó Sonia.

Lo curioso del proyecto es que se ejecuta únicamente con estudiantes de colegios oficiales de la ciudad, ubicados en estratos bajos y zonas vulnerables, y a quienes no se les cobra un peso por aprender.

“Sentimos que estamos cambiando vidas y lo hemos visto en muchos procesos. Sabemos que así le robamos al vicio o la calle personas que serán ejemplo para muchos otros. Por esto también les hacemos un proceso académico, pues nos importa que en ese aspecto también se destaquen. Contamos con un psicólogo que les ayuda en sus problemas intrafamiliares y también con los estudiantes de grados avanzados o quienes ya están en la universidad, pues sirven de tutores y ayuda para aquellos que van mal en el colegio, así los papitos no tienen excusa para retirarlos de las clases de danza”.

Y los resultados por esta hermosa labor han sido mejor de lo esperado.

Una muestra de ello es Lady Roa quien por su destacada participación en eventos ganó una beca para estudiar en New York en la escuela de danza contemporánea de José Limón.

También está Juan Felipe Castro, quien actualmente estudia en Argentina una carrera artística con énfasis en danza.

“Es satisfactorio que chicos de esta tierra, formados por nosotros, sean a nivel mundial competentes. No son los mejores, pero están dentro de los buenos y para nosotros es significativo. Esto nos ha animado a ser mejores, por eso hemos enviado docentes a capacitarse al extranjero”, recalcó Sonia.

Con casa propia

La dicha por tener un sitio amplio para ofrecer sus clases es infinita.

“La sede es el fruto del trabajo, esfuerzo y sudor de la asociación. Logró con actividades y gestiones unos recursos para comprar un lote en La Concordia, donde quisimos construir el centro de danza, pero no funcionó porque por ampliación de vías el lote a futuro se vería afectado. Duante 10 años se estuvo allí e hizo que incrementara su valor por eso cuando se vendió se pensó en comprar la casa en El Prado, mejor ubicada. Se hizo la inversión y adecuaciones y el resultado es excelente. En 140 metros se pueden ofrecer mejor las clases y los chicos están más cómodos”.

Sostenimiento

CDanza se postula cada año a la convocatoria de experiencias significativas en formación que hace el Ministerio de Cultura, y siempre han logrado clasificar. Esto les merece un aporte anual de 21 millones para la nómina de los profesores de danza.

El resto de dinero para funcionamiento es conseguido por la asociación.

Este año cuenta también con el apoyo del Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga, Imcut.

La asociación

La Asociación Cultural de Profesores de danza es una entidad sin ánimo de lucro creada por bailarines, coreógrafos y docentes de Santander que tiene por objetivo el desarrollo danzario en la región a partir del proceso de formación, producción y difusión. El proyecto bandera es CDanza.

En cifras

120

adolescentes y jóvenes se forman, al año, en la danza con este programa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.