Menú de categorías

| Ago 15, 2014 | ¿Qué pasa?

¿Cómo impactará el parque La Unión al sector de la 40?

Aunque ya se dio el primer paso visible para la construcción del parque, que es la demolición de las ruinas de las casas, los vecinos espran que los recojan los escombros e inicien obras

Aunque ya se dio el primer paso visible para la construcción del parque, que es la demolición de las ruinas de las casas, los vecinos esperan que los recojan los escombros e inicien obras.

La historia de las casas que hace 41 años construyó Urbanas, en un lote de la carrera 40 entre calles 46 y 42, parece que tendrá un final feliz.

El 25 de julio se demolieron, sin embargo antes de esta fecha fueron varias las situaciones que encerraron este lugar, que afectaron a sus vecinos y que hoy con esperanza se cree que quedarán en el pasado.

Gente de Cabecera les presenta datos que debe saber, como vecino de la comuna 12, sobre lo que fue este terreno, cómo va la idea y cuándo podría verse en pie el parque de La Unión, como se llamará.

¿Cómo va el proyecto?

Para construir el parque se requiere adquirir los 30 predios que integran las 2,5 hectáreas (que se disponen para ejecutarlo), pero hasta ahora la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB ha logrado acuerdos con 20 propietarios.

Por eso hasta en julio y gracias a que la Constructora Fénix aportara la retroexcavadora, se logró la demolición.

Para continuar con la idea de brindarle a este sector un nuevo pulmón de disfrute público se requiere también la creación de una bolsa de fondos para la financiación, pues es necesaria la ayuda de instituciones públicas y privadas.

Luego de reunir este dinero se iniciará la ejecución que se prevé culmine un año después.

Dato

El parque se llamará oficialmente La Unión en honor a la fusión entre las tres instituciones que lideran el proyecto.

El AMB se quiere unir

Consuelo Ordóñez de Rincón, directora del Área Metropolitana de Bucaramanga manifestó su interés de ser parte de este proyecto.

Mediante un comunicado enviado a la CDMB la funcionaria solicitó la suscripción de un convenio para la administración conjunta del proyecto. Así mismo dijo que podrían financiar la construcción total del parque, de manera que para el 2015 la ciudad pudiera contar con este nuevo escenario verde.

Así será el parque

El diseño del parque está en manos de la CDMB. Teniendo en cuenta el desarrollo de ideas sostenibles en materia ambiental, se estima que la energía solar sea la que ilumine sus senderos.

En su área se construirá:

– Un gimnasio al aire libre (similar al que tienen los parques San Pío, Los Leones y Las Mercedes.

– Senderos ecológicos

– Parque canino (adecuado para el disfrute de las mascotas y al tiempo no incomodar a vecinos)

– Una plazoleta para cuenteros

– Juegos infantiles

¿Quiénes se beneficiarán?

– Los primeros beneficiados serán los residentes antiguos, quienes han visto el abandono del lugar durante décadas y los problemas que les ha traído.

– Estudiantes y comunidad educativa de la Unab, quienes en sus tiempos libres podrán disfrutar de este espacio verde y de sano esparcimiento.

– Las familias de los nuevos proyectos de construcción que se adelantan en las carreras 39A, 40 y 41, por su cercanía; y en general todos los residentes de la comuna 12.

Casa de habitantes de calle

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno de los que ha seguido de cerca este proceso es el Capitán Carlos Ardila Pérez, comandante de la Estación Centro de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Su función de prestar seguridad a los ciudadanos de Cabecera se enfocó en lograr la demolición de esta casa, pues como algunos vecinos lo denunciaron seguido, se prestaba como expendio de drogas.

“Un día antes de la demolición tomamos el control con 10 policías, quienes se encargaron de invitar a los 10 vivientes, entre ellos una embarazada, a retirarse del sitio. Aunque era un proceso que se debía cumplir a cabalidad, fue conmovedor pues estas personas llevaban entre 8 y 10 años ocupando estas ruinas a las que llamaban ‘casa’.

“Ellos se fueron y están ahora en las calles buscando dónde pasar la noche.

“La comunidad está satisfecha, primero porque ya no ven estos muros consumidos por la maleza y segundo porque se sienten más tranquilos, pues con frecuencia veían llegar en la noche vehículos y jóvenes para consumir alucinógenos”, manifestó el comandante.

En la inspección se evidenció que los habitantes tenían acondicionado el lugar como casa, con camas, sillas, sofás que recogieron en la calle, tapetes y malos olores por doquier.

Los líderes del parque Hasta el momento el proyecto es apoyado por tres entidades que representan cada una a un sector, sin embargo se espera que con el tiempo se vinculen otras como la Gobernación de Santander, la Alcaldía de Bucaramanga y empresas privadas, como constructoras.

Las que inician la ejecución son:

– Sector público: Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB.

– Sector privado: Cámara de Comercio de Bucaramanga, CCB.

– Sector académico: Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab.

“Debe ser un parque pasivo”

Según los diseños, así será una parte del parque (esquina carrera 40 con calle 46), con parqueaderos y entrada en gradas.

Según los diseños, así será una parte del parque (esquina carrera 40 con calle 46), con parqueaderos y entrada en gradas.

Pese que ya se tiene un derrotero para este parque, existen otros conceptos como el del arquitecto Reinaldo Álvarez León, especialista en Gerencia de Proyectos, quien considera que allí se debe hacer un parque pasivo.

¿En qué consiste? Según señala es un espacio que tienen caminantes, jóvenes, estudiantes y personas de la tercera edad para descansar, para pasar un momento tranquilo, silencioso, disfrutando del ambiente, leer un libro, conversar, detenerse y estirarse un rato.

El profesional fue enfático en afirmar que la zona en la que se construirá el parque no es la propicia para pensar en algo interactivo o temático, pero sí en uno pasivo, como el de Los Sarrapios (Puyana) o La Loma.

“Este es un sitio de tránsito, de gente que sube y baja a sus largas caminatas, que madruga. De estudiantes que recorren la zona por su cercanía con la Unab, pero también se destaca porque está rodeado de personas de la tercera edad y de quienes tienen jornadas laborales corrientes (de lunes a viernes). Creo que a estos vecinos no les va a gustar que algún día se realice un espectáculo –bien sea cultural, deportivo o recreativo- y que por su naturaleza reúna a muchas personas. Los residentes de este sector están acostumbrados a la tranquilidad, a su descanso del fin de semana, son muy pasivos y no verán con buenos ojos el ruido que pueda generarse en el parque”, señaló el profesional.

“La idea es que la gente lo disfrute en las noches, ahora que tenemos calores intensos en Bucaramanga; que se pueda sacar con tranquilidad a pasear a los niños o abuelitos, que tenga senderos y escaños para sentarse a descansar, charlar y leer un libro.

“Sin embargo como lo están presentando tengo el temor de que se popularice (aunque suene fea la palabra), pues indudablemente detrás de una jornada de entrenamientos con música a alto volumen, de show en plazoletas que llamen a mucha gente llega el vendedor de jugos, helados, algodones, chuzos. Sé que suena fuerte lo que acabé de mencionar, pero es una realidad que se podría evitar y que muy seguramente los vecinos no querrán tener”, puntualizó.

Línea de tiempo

1970: Don Armando Puyana, a la cabeza de la constructora Urbanas, entrega los predios en los cuales se fueron construyendo casas.

1971: Aparecieron las primeras fallas geológicas en el terreno, cuyas casas ya estaban habitadas. La urbanizadora asumió la situación.

1973: Las fiestas de fin de año se opacaron para los residentes de la zona, pues reaparecieron las fallas, esta vez más graves.

1974: Se demolieron algunas casas.

2009: En agosto, Germán Cobos, subdirector de Gestión Ambiental Urbana Sostenible de la CDMB dio a conocer la voluntad de crear un parque en este sitio, tras iniciativa del Club Rotario Bucaramanga Sotomayor. En esa entonces se dijo que el diseño del parque tenía cuatro años de haberse hecho, sin embargo “faltaban algunos acuerdos con los propietarios de algunos predios”.

2013: Humberto Prada González, subdirector de Gestión Ambiental Urbana Sostenible de la CDMB dijo en agosto que se finiquitaban los diseños del parque. Anunció que se esperaba que empresas públicas y privadas se unieran para hacer este sueño realidad. $2.500 millones es el presupuesto que, para la fecha, se tenía estimada para la obra. En noviembre de este año los vecinos empezaron a creer que el parque sería un hecho, pues la llegada de obreros a hacer limpieza y poda en el lote así lo anunciaba.

2014: El 24 de julio se reúnen en el predio directivos de la CDMB, la Cámara de Comercio de Bucaramanga y la Universidad Autónoma de Bucaramanga para firmar el convenio que ejecutará el parque de La Unión.