Menú de categorías

| Ago 1, 2014 | Tendencias

¿Por qué sacar la bandera este 7 de Agosto?

WEB_bandera-colom_VERTI
Aunque en los libros de historia reposan las razones por las que como colombianos debemos vivir con respeto y honor las fiestas patrias, Gente de Cabecera buscó a un hombre que además de recordárnoslas invitó a revivirlas.

Se trata del ilustre abogado Gustavo Pinzón, quien hace parte de la Academia de Historia de Santander.

Razón histórica de peso

El historiador nos compartió, de manera breve, la historia del país que revela la importancia del 7 de agosto:

“Cuando ocurrió la Revolución de los Comuneros, en 1781, empezó el fervor por la libertad e independencia.

Se hicieron reuniones y bochinches en oposición a los españoles y el rey mandó a don Pablo Morillo para que aquietara a todo el mundo. Este señor llegó en 1816 y mató a los revoltosos de la época, es decir a Antonio Nariño, a Francisco José de Caldas y a Camilo Torres, entre otros.

Entonces acudimos a Bolívar que vino en ayuda de nuestra revolución. Este hombre se ideó un ingreso a Santafé por el páramo de Pisba, lo hizo acompañado del General Santander quien comandó el proceso en el que cayeron españoles, incluido Barreiros.

Santander ejecutó a Barreiros y a 29 jefes realistas mientras que el Rey Sámano, al ver esto, salió huyendo a España.

Entonces Bolívar encontró a Santafé sin autoridad y empezó a gobernar. Empezó ahí la república y se continuó con la persecución a los españoles.

Por eso es importante el 7 de agosto, día en que se libró la Batalla de Boyacá, una fecha de victoria, de libertad”.

¿Por qué celebrarlo?

Porque es el día en que nacemos como República de Colombia.

Si uno celebra su cumpleaños, el aniversario de matrimonio, la Primera Comunión ¿cómo no celebrar esta fiesta patria si es el cumpleaños de Colombia?

Es el día en que recordamos a esos próceres, a esas personas que murieron por darnos la libertad.

¿Cómo celebrarlo?

  • Poniendo el pabellón nacional en nuestros balcones y ventanas.
  • Asistiendo a los eventos que programa el Gobierno en plazas, parques y avenidas durante este día.
  • Si no podemos salir de casa, entonar el Himno Nacional desde donde se esté.

¿Cómo recuperar estas costumbres?

El Estado debería enseñar el amor patrio, “pero no se está haciendo nada, se perdió ese interés”. Incentivar desde la escuela el respeto por los símbolos patrios.

Los políticos deben hacer una buena labor de manera que el pueblo se sienta identificado.

Asimismo deben dar ejemplo estos días izando la bandera y participando de las actividades programadas.

¿Por qué ya no se celebra como antes?

• Según el abogado porque el Gobierno eliminó la cátedra de Historia de las escuelas y colegios. Esa es la razón por la que muchos niños y jóvenes hoy no tienen idea de lo que se celebra el 20 de Julio y el 7 de Agosto.

• Muchos padres de familia tampoco saben ni les interesa saber estos detalles históricos, entonces “si en la escuela y el hogar, que son los principales escenarios de educación de un niño y un joven, no reconocen la importancia de las fiestas patrias ¿en dónde se puede aprender?

• “No somos buenos ciudadanos, nos falta honor de colombianos. Tenemos cédula y no sabemos para qué sirve o por qué la tenemos”.

• No sabemos el significado de la libertad, no la valoramos.

Tal vez usted también vivió esas fechas así:

En ocasiones anteriores los niños eran protagonistas de las fiestas patricas con sus elegantes desfiles

En ocasiones anteriores los niños eran protagonistas de las fiestas patricas con sus elegantes desfiles.

Desde el día anterior al 20 de Julio y al 7 de Agosto iniciaba la preparación. Había que planchar el uniforme de gala, embetunar los zapatos y buscar la corbata.

Llegado el día: madrugar,  desayunar bien y estar puntuales en el lugar indicado por el rector del colegio.

Mientras se arreglaban la corbata otros iniciaban con la ‘formación’, de los más grandes a los más pequeños.

La marcha empezaba con la voz líder de cada ‘escuadrón’ que decía: ¡izquier! ¡dos! ¡treees y cuatro!… tal como se había ensayado la semana anterior.

Y las calles se engalanaban con las bandas de guerra de cada institución educativa que preparaban un repertorio especial, con estudiantes ‘pulidos’ y docentes acompañándolos con su mejor pinta.