Menú de categorías

| Sep 5, 2014 | Nuestra Gente

Familias unidas por la bicicleta

Bici 40 es un grupo de aficionados a la bicicleta que se fue armando poco a poco entre familias que habitan Pan de Azúcar, Terrazas, Jardín y sus alrededores.

Bici 40 es un grupo de aficionados a la bicicleta que se fue armando poco a poco entre familias que habitan Pan de Azúcar, Terrazas, Jardín y sus alrededores.

Una docente y una fisioterapeuta decidieron un día unir su gusto por pedalear y decidieron crear Bici 40.

Nació hace casi dos años cuando Jaqueline Navas Mendoza quiso aprender a montar en este aparato. Siempre quiso hacerlo, desde niña y luego desde joven, pero no se le daban las oportunidades. También lo soñó cuando trabajaba como educadora en una institución del norte de la ciudad.

“Rogaba que me trasladaran a un colegio más cercano para poder irme en bicicleta, pero nada… hasta que un día mi esposo, Jimmy Anteliz, me enseñó. Me dijo que practicara en las mañanas y en las noches hasta que le cogí el ritmo. Luego empecé a salir de mi barrio (Pan de Azúcar bajo) y en una de esas me encontré con Ángela María Moreno, con quien hoy tengo una bonita amistad. La vi, la llamé, le pregunté el nombre y hablamos de empezar a salir a montar en bicicleta juntas y así lo hicimos”, dijo Jaqueline quien continuó contando cómo fue creciendo el grupo.

Mientras salían conocieron al médico Raúl Ortiz “y ahí se unió al grupo de dos, o sea ya éramos tres”.

“Un día hizo lo mismo José Fernando, un señor que vive en Pan de Azúcar altos, y le siguieron su esposa y Chéster, la mascota de la casa. Con ellos íbamos los jueves a pedalear”.

También lo hicieron Óscar López, su esposa y sus dos hijos, quienes residen en El Jardín. “Después ingresaron Blass Navas; César Cortés, Carolina y las dos hijas; luego la familia Rodríguez, el hijo, el hermano y la sobrina… y así durante un año fuimos creciendo como lo que somos hoy en día: Bici 40, una familia en bicicleta”, añadió.

Así fue consolidándose al punto de ser hoy un colectivo de aproximadamente 35 personas y cuyo objetivo es buscar el bienestar físico, psicosocial y ambiental a través de la bicicleta.

A la vez quieren dar ejemplo a más personas para que usen y disfruten esta ‘máquina’ con fines recreativos y como medio de transporte.

“Cualquier persona puede ingresar, desde que sepa pedalear no hay problema, no importa si cree que por ser gorditos no van a poder, aquí todos son bien recibidos. Lo importante aquí es que seamos una familia y usemos bien el tiempo libre”, dijo Jaqueline.

El nombre surgió luego de que las fundadoras recorrieran siempre la carrera 40 en sus rutinas.

“Es que es una ruta muy bonita, de subidas y partes planas, propia para iniciar. A la hora que va Ángela María, de 6 a 7 a. m. no es tan transitado. Además las mujeres tenemos la ventaja que siempre nos cuidan y respetan los conductores, por lo que corremos menos riesgos”.

Se han unido tanto que ya tienen uniforme el cual usan cuando se asisten a grandes eventos de ‘ciclóticos’ o en las noches, por cuestiones de seguridad vial.

“Es una aventura hermosa y por eso los invito a unirse. Físicamente cambiará sus vidas y anímicamente ni se diga, mejora el ánimo y ayuda a eliminar el estrés. Los animo a acompañarnos montados en sus bicicletas”, concluyó Jaqueline.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.