Menú de categorías

| Sep 12, 2014 | Cultural

Juanes dejó su huella en Bucaramanga

Los integrantes de Mochila Cantora tuvieron la ocasión de compartir con Juanes (al fondo)

Los integrantes de Mochila Cantora tuvieron la ocasión de compartir con Juanes (al fondo).

Tal vez en un año Bucaramanga y el oriente colombiano podrán tener su primera banda de rockeritos, pequeños músicos formados en la sala del Instituto Municipal de Cultura y Turismo, con los instrumentos donados por Juan Esteban Aristizábal, Juanes.

Tras su visita a Bucaramanga el artista paisa no solo dejó su sello profesional en un concierto, sino que donó los instrumentos para crear la Sala Juanes, un lugar adonde podrán acceder de manera gratuita los niños que quieran estudiar música especialmente del género rock.

La Fundación Mi Sangre donó una guitarra, una batería, un piano y un bajo al Instituto Municipal de Cultura

La Fundación Mi Sangre donó una guitarra, una batería, un piano y un bajo al Instituto Municipal de Cultura.

“Fue algo realmente emocionante. Hace unos días cuando Juanes anunció la donación de los instrumentos, me preguntó que a qué grupo se los podría regalar y yo le dije que por qué no los donaba al Instituto Municipal de Cultura para que lo aprovecharan muchos más niños y le pareció una buena idea”, dijo Francisco Centeno Osma, director del Imct.

Con este compromiso el intérprete de la Camisa Negra y cientos de temas más, llegó a la ciudad el lunes pasado junto con su Fundación Mi Sangre, se reunió con varios niños y jóvenes, con las autoridades locales y con artistas de diferentes géneros para compartir algunas experiencias.

Visitó el Centro Cultural del Oriente, el auditorio de Comfenalco, la sede del Ejército y finalmente el estadio Alfonso López donde dio su concierto.

En medio de todo ese periplo realizó la donación de una guitarra, una batería, un piano y un bajo con los cuales arrancará la sala de música del Instituto Municipal de Cultura, que llevará su nombre y que ofrecerá cursos gratuitos para los niños.

“Ahora debemos acondicionar una sala en el instituto, la cual hay que insonorizar y adaptar como estudio. Creo que en unas semanas podremos tener listo el escenario para arrancar con los cursos”, dijo Francisco Centeno.

 

La experiencia de Mochila

Otros conocidos de nuestro público bumangués que vivieron una bonita experiencia con Juanes fueron los integrantes de La Mochila Cantora.

Este grupo de niños y jóvenes, dirigidos por el talentoso músico santandereano, Rubén Darío Gómez, hicieron un ensamble de la canción Odio por Amor en versión de torbellino que hizo vibrar a quienes tuvieron ocasión de escucharlos en el Centro Cultural del Oriente y después en el propio estadio Alfonso López.

En el Centro Cultural del Oriente se realizó el ensayo de Juanes y Mochila Cantora

En el Centro Cultural del Oriente se realizó el ensayo de Juanes y Mochila Cantora

“El instituto nos escogió, hicimos el arreglo de la canción que Juanes había elegido, la montamos con los chicos de Mochila, cantantes e instrumentistas; luego la ensayamos durante tres semanas y ya en la visita de Juanes la cantamos con él, grabamos y de ahí salió el video que está en You Tube.

“Lo interesante fue que a él le gustó tanto que la programó dentro del concierto”, dijo Rubén Darío.

Esta experiencia dejó grandes satisfacciones entre los integrantes de Mochila Cantota. “Por un lado nos dejó la sensación de que los chicos han hecho un trabajo bueno y que podemos integrarnos con artistas de la talla de Juanes. Además, demuestra que hay que trabajar duro y que podemos encontrar recompensas como esas porque lo que hicimos fue fruto de doce años que llevamos”.

Como hechos destacado Juanes señaló que había sido la mejor versión que se había hecho en toda la gira.