Menú de categorías

| Sep 19, 2014 | Gente de Aquí

Omar Julián Leal, el santandereano que probó un F-1

Omar Julián Leal Covelli, piloto santandereano.

Omar Julián Leal Covelli, piloto santandereano.

Omar Julián Leal Covelli nació en Bucaramanga hace 23 años. A los dos años sus padres se trasladaron a Bogotá, pero desde entonces no deja de visitar su ciudad natal en Navidad o Año Nuevo.

Vive en Europa, es piloto profesional y tiene el privilegio de ser junto a Juan Pablo Montoya y Roberto José Gurrero los únicos colombianos que han manejado un Fórmula 1.

Sus familiares viven en Cabecera y Ruitoque, adonde va cada vez que viene, lo mismo que a Cinnamon, su restaurante preferido.

Cuando niño se robaba el carro de la casa, pero nunca ha tenido un solo accidente en la calle.

Omar Julián ya presentó pruebas en la Fórmula Uno y podría convertirse tal vez en el único piloto santandereano en la historia en correr en la máxima categoría del automovilismo mundial.

 

Omar Julian Leal - primer podio¿Qué le queda de santandereano?

A veces se me sale el acento, algunas palabritas. Pero en realidad lo guerrero, la gente de acá es muy guerrera y trabajadora y yo me considero así.

¿Qué recuerdos tiene de su infancia?

Recuerdo el primer momento cuando pude manejar un carro. Yo tenía cuatro años y mi papá me montaba en las piernas para que yo manejara el volante.

A los 9 años usted ya incursionaba en el mundo del automovilismo ¿Qué pasaba en esos momentos por su cabeza de niño?

Una alegría muy grande. Recuerdo que esa primera carrera no pude terminarla por una falla mecánica, pero me acuerdo exactamente de todo lo que pasó, fue muy lindo.

WEB_GECAB007_VERTI¿Qué representó su papá en su carrera deportiva?

Mi papá me ayudó porque a él siempre le gustaban los carros y a mi también, pero él es una persona increíble, no es el típico papá que siempre está detrás tuyo metiéndote presión, sino que me deja hacer mi trabajo.

Además de autos, llantas, talleres, ¿tenía alguna otra afición?

Me encantaba el fútbol y el golf también pero me tocó dejarlo.

¿Cómo combinaba el estudio con el automovilismo?

La verdad nunca fue fácil. Yo terminé el colegio por medio de tutores, a mi me tocó poner unos horarios especiales, y a través de internet iba avanzando. Me demoré un poco más de lo normal pero logré terminar.

¿Pensó en alguna carrera universitaria?

No, con qué tiempo… esto para mi es mi trabajo, es mi profesión y te tienes que dedicar ciento por ciento.

WEB_GECAB004_VERTI¿Cómo es la preparación física de un piloto de carreras?

Es bastante pesado, mucha gente no se lo imagina. Perfectamente después de una carrera uno puede llegar a perder de 2 a 4 kilos. Nos entrenamos de domingo a domingo, haciendo muchísimo cardio, bastantes pesas, triatlón, corriendo medias maratones. Todo el tiempo debemos estar entrenando, entrenando, para estar al máximo físicamente.

¿Cómo descansan?

Descansamos en horas de la tarde. Usualmente tú para poder recuperarte de un entrenamiento tienes que dormir un poco. Entonces entrenamos hasta las doce del día, almorzamos, dormimos un poco para que el cuerpo recupere, entrenamos en la tarde y dormimos en la noche.

¿Cuál es la dieta de un piloto?

Nos ponen a comer mucha proteína, mucho carbohidrato, cero fritos y poca azúcar. Comida muy saludable.

¿Cuál fue el mayor obstáculo que tuvo que sortear para llegar a ser piloto profesional?

Hay que pensar positivamente, obviamente sí es muy difícil la parte económica, es complicado y no se puede controlar, pero hay que encontrar la gente correcta y saberse mover, tener buenos resultados que eso ayuda a tener patrocinios.

En este auto hizo su prueba en F-1.

En este auto hizo su prueba en F-1.

Estar hoy en la GP2 es como estar en Fórmula 1. ¿Qué diferencia hay entre una y otra?

La diferencia en cuanto al manejo no es mucha porque el GP2 es un carro que tiene mucha potencia, y en tiempos está muy parecido al Fórmula Uno. Hay pistas en las que los primeros de la GP2 han estado por delante de los últimos de la F-1. Pero yo creo que la parte más difícil de la Fórmula Uno es todos los controles que tienen, muchos botones, diferentes mapas de motor, de consumo de combustible, diferentes mapas de frenada, hay muchas cosas que se deben controlar desde adentro del carro.

¿Cómo fue esa experiencia cuando hizo su prueba en el Fórmula Uno?

Siempre que uno cambia de categoría tiene esos nervios de querer hacer las cosas lo mejor que pueda, y en Fórmula Uno tienes todos los ojos contigo. Ya no estás trabajando con un grupo de 15 personas sino de 80 personas que están contigo, no tienes 2 ingenieros, sino 20 ingenieros que están hablándote y a los que tienes que informarles sobre el carro. Entonces fue una experiencia que me ayudó mucho y fue parte de un sueño.

¿Quedó satisfecho con lo que hizo ese día?

Quedé satisfecho con el test, pero quiero seguir, no quiero que la cosa llegue hasta acá, hemos abierto puertas hasta el momento y la idea es intentar correr el campeonato de Fórmula 1.

WEB_GECAB002_VERTI¿De qué depende ahora que un santandereano sea el primer piloto que llega a esta categoría?

Depende mucho de resultados y de patrocinios, pero yo creo que los resultados llaman a los patrocinios, entonces toca concentrarse mucho en estas carreras que faltan para sacar la mayor cantidad de puntos que podamos.

¿Qué es lo que más lo ha impresionado de la gran carpa del automovilismo mundial?

Lo más sorprendente son los carros. Cualquier persona que vaya va a quedar impresionado cuando vea un carro de estos porque la velocidad con la que podemos tomar una curva es muy grande y la única forma de explicarlo a una persona es viéndolo.

¿Cuál ha sido la máxima velocidad que usted ha alcanzado en una pista?

En Monza alcancé 325 kilómetros por hora.

¿Y qué se siente en un carro a esa velocidad?

Para mi es una sensación increíble pero sientes que el carro puede estar en algún momento un poquito descontrolado por lo que toca estar siempre muy quieto con el volante.

Hay que estar ciento por ciento concentrado, pendiente de los puntos de frenada porque a esas velocidades tan altas no puedes embarrarla en un punto de frenada porque un error de 10 metros puede resultar bastante grave.

¿Cómo se maneja en estos casos el miedo? ¿Existe?

El factor miedo existe pero yo siempre he hecho algo muy chévere y es que confío todo a Dios. Yo siempre he sido muy creyente y siempre antes de montarme al carro le digo a Él que esté ahí conmigo y la verdad es que siento mucha seguridad y el miedo se me va.

¿Para usted quién ha sido el mejor piloto de todos los tiempos?

Michael Schumacher.

¿Lo conoce personalmente?

Sí, jugaba fútbol con él en el equipo de la Nazionale Piloti, un equipo de esa fundación en el que jugábamos entre pilotos de Fórmula Uno para recoger fondos para ayudas.