Menú de categorías

| Sep 5, 2014 | ¿Qué pasa?

Un lugar de bellos contrastes

Desde una de las viviendas se observa la carrera 47A, al occidente edificios y al oriente las casas con tejados tradicionales. Un bonito contraste.

Desde una de las viviendas se observa la carrera 47A, al occidente edificios y al oriente las casas con tejados tradicionales. Un bonito contraste.(Fotos Tatiana Celis)

¿A dónde llevará la carretera que hay por la avenida El Jardín, luego de la iglesia del Espíritu Santo, a mano derecha?

Para quien no ha recorrido la comuna 12 es quizá una pregunta común, pero para quienes crecieron en las calles de Terrazas, La Floresta, Pan de Azúcar y El Jardín no les es indiferente este sector al que muchos conocen como ‘Altos de Terrazas’.

Aunque oficialmente no encontramos el nombre exacto de este sector compuesto por tres calles, dos manzanas y otra pequeña que se forma con una sede de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab – que muchos conocen como sede de Terrazas- el arquitecto Reynaldo Álvarez León, especialista en Gerencia de Proyectos, nos dijo que esto era parte de altos de Pan de Azúcar.

“La historia de ese sector viene de los años 60 y 70 y sí es de Pan de Azúcar porque por allí hay unas escaleras que los comunica, además de niños íbamos a jugar a esa zona. La arquitectura de la mayoría de las casas que aún se conservan allí son de profesionales como Enrique Mambi que tenía la firma Escandón & Mambi, y en las que uno entra y tienen dos niveles bajando y uno o dos subiendo. Era la arquitectura del momento. También vivían allí Luis Eduardo León, los Clavijo y un extranjero casado con una familiar de los Ardila Lülle. La mayoría de esas casas tiene alrededor de 1.000 metros cuadrados, son gigantes y cuentan con la ventaja de ser frescas pues el paisaje que los rodea es totalmente arbóreo. Aquí lo que primaba era darle buena vista a las casas hacia el sur de la meseta”, comentó.

Según el arquitecto, quienes aún residen en esta zona cuentan con una ventaja grande y es que podrán seguir gozando de su estilo urbanístico pues de acuerdo con el Plan de Ordenamiento Territorial, POT firmado recientemente en Bucaramanga, el DMI, Distritos de Manejo Integrado de los Recursos Naturales Renovable, están congelados los permisos para construir más edificios en zonas aledañas a reservas forestales.

“El que actualmente se construye es porque quizá tiene el permiso desde antes que se firmara el POT, pero ahorita nadie puede pedir permisos para construir en este hermoso sector. Esto me parece muy bueno porque hay todavía casas grandes y bonitas que se pueden conservar. Como está el paisaje urbanístico está bien, incluidos algunos edificios que rompen con el esquema, pero que no afectan mucho. En este caso hay allí no más de cinco”, concluyó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.