Menú de categorías

| Oct 10, 2014 | ¿Qué pasa?

Los Olivos adoptó el parque vecino

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cultural y arquitectónica. Así es la nueva cara del parque de la carrera 31 entre calles 52 y 52A que desde hace unos meses adoptó el nombre de parque de Los Olivos, debido a que la empresa de servicios fúnebres lo adoptó. Esa es la razón por la que no solo se le ha visto limpio, organizado, sino con nuevas estructuras.

“La iniciativa de adoptar el parque nace debido al estado de abandono en que se encontraba, pues las ventas de comida rápida que había dañaron la capa vegetal y las plantas que lo adornaban. Desde hace más de 10 años se le había solicitado a la Alcaldía de Bucaramanga la adopción del parque, hecho que solo se pudo cumplir a raíz del desalojo de las ventas ambulantes y del desarrollo del programa de adopción de parques” señaló Miguel Ernesto Arce Galvis, gerente general de Cofuneraria Los Olivos.

También recalcó que las obras en el sitio se iniciaron en julio de 2014 con el replanteo de zonas verdes, la construcción de andenes y senderos de acuerdo con la norma, la rehabilitación de la capa vegetal, la siembra de pasto y plantas ornamentales y el mejoramiento de la iluminación.

Esculturas

El maestro Pedro Villamizar fue el encargado de las esculturas hechas a base de metal reciclable.

“Son tres flores, un tótem de señalización y una escultura compuesta por 9 aves denominada ‘punto de encuentro’, que evoca el reencuentro social que se produce en torno a la despedida de un ser querido”, explicó Arce.

Las obras tuvieron un costo de $100 millones y la empresa Cofuneraria Los Olivos se comprometió al mantenimiento y aseo del parque durante la vigencia del convenio con la Alcaldía de Bucaramanga.

“Somos la única entidad de la zona comprometida con la rehabilitación y mantenimiento de este parque”.