Menú de categorías

| Oct 3, 2014 | ¿Qué pasa?

Una zona de recreación fresca y muy verde

El escenario deportivo de Pan de Azúcar es amplio y completo

El escenario deportivo de Pan de Azúcar es amplio y completo. (Fotos Tatiana Celis).

La brisa es la amiga constante e inseparable del único escenario deportivo del barrio Pan de Azúcar.

Así sea mediodía, cuando el sol arrecia al ciento por ciento, sentarse en las gradas de las canchas de baloncesto y fútbol no resulta tan tortuoso debido a la ola de frescura que proporciona la inmensa zona verde que bordeael lugar.

Llegamos esta semana al sitio de sano esparcimiento y recreación de las familias de Pan de Azúcar bajos, altos de Pan de Azúcar y Los Cedros.

Está ubicado entre una espesa zona verde y la carrera 54 y calle 52, por donde pasa la ruta AB1 de Metrolínea.

El encerramiento del complejo que hizo en 1996 la administración municipal de Carlos Ibáñez y está compuesto por una cancha de baloncesto y microfútbol, una cancha de tierra grande para jugar fútbol y una zona sombreada de juegos infantiles.

Aunque la mayoría de aparatos y espacios se encuentran en buen estado, pues en 2013 la Alcaldía de Bucaramanga hizo cambio de tableros, pintó las líneas de la cancha y adecuó la zona infantil con nuevas atracciones, hay algunas cosas por reparar.

Según Josefina Torres, presidenta de la Junta de Acción Comunal, están gestionando ante el ente gubernamental el arreglo de algunos metros de cemento en la cancha que están deteriorados y la construcción de canaletas que permitan el desagüe rápido en épocas de lluvia.

También esperan la llegada de volquetas cargadas de arena para la cancha de fútbol, pues el agua y el uso hacen que se esparza y disminuya la cantidad.

En imágenes les contamos cómo encontramos la zona.

Ficha técnica

• Ubicación: en la carrera 54 con calle 52

• Construcción: en 1987 a manos de los vecinos del sector

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con jardín propio

Clara Inés de Calderón es una de las vecinas encargada de cuidar el jardín que rodea una de las esquinas de la cancha de baloncesto. Lo hace cada mes junto a su empleada y con el agua que proviene de su casa.

“La idea es que se vea bonito porque tenemos una buena zona deportiva. Aquí viene mucha gente a jugar hasta las 10 y 11 p. m. pero son vecinos del sector. Es una zona muy bonita y segura para disfrutar, tanto que a veces bajan ardillitas a pasearse por el parquecito de niños”, señaló.