Menú de categorías

| Nov 7, 2014 | ¿Qué pasa?

Aguacero afectó vías y parques del sector

El sábado y parte del domingo estuvo bloqueada la carretera principal a Pan de Azúcar

El sábado y parte del domingo estuvo bloqueada la carretera principal a Pan de Azúcar

Mientras las máscaras y los disfraces protagonizaban una noche de fiesta naranja, el ambiente se tornaba preocupante para los habitantes de Los Cedros.

La lluvia que caía lenta pero constantemente en Bucaramanga dejó el 31 de octubre no solo daños en barrios como San Martín, sino en sectores de la comuna 12 como la vía principal a Pan de Azúcar y Los Cedros.

Una vez más un alud se vino encima de la vía principal de estos barrios ubicados en el oriente de Bucaramanga.

Fue aproximadamente a las 2 a. m. cuando se vino abajo una cantidad considerable de tierra, maleza y del muro de contención de aproximadamente 3 metros que estaba ubicado en la vía.

“Yo creo que esto se produjo porque hay una canaleta que baja desde Los Cedros hasta la vía y se tapó, porque estaba justo en el derrumbe. Tal vez se tapó y arrastró con todo, incluido el muro construido a pocos metros del gran muro de contención que se construyó en febrero de 2011”, señaló un habitante de Pan de Azúcar.

La vía estuvo bloqueada hasta el lunes festivo cuando una máquina llegó a mover la tierra y dar paso.

Aunque se dio paso en la vía a Pan de Azúcar, los escombros hacen parte aún del paisaje

Aunque se dio paso en la vía a Pan de Azúcar, los escombros hacen parte aún del paisaje

‘Espantosa noche de brujas en Pan de Azúcar’

joctalba@hotmail.com

Periodista del Barrio

Una persona residente del sector envió el siguie ente comentario:

“El persistente aguacero de la ‘noche de brujas’ ha derrumbado por enésima vez la falda oriental de la vía a Pan de Azúcar: No ha valido el muro de contención que parecía tan resistente.

Definitivamente esos terrenos son una geológica amenaza que se cierne sobre todos los habitantes de Pan de Azúcar y particularmente Los Cedros.

Nadie ni loco pernoctaría un solo día en alguna de esas casas tan bonitas que se observan desde la Unab.

Ojalá la Administración Municipal y la CDMB, Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga se apiaden pronto y construyan muros de contención más fuertes. No se les olvide la promesa del alcalde Lucho Bohórquez para proteger los cerros orientales, toda vez que constituyen la reserva de oxígeno que más a la mano tenemos todos los bumangueses.

Trabajadores de la CDMB limpiaban el lodo y la arena que fueron arrastrados hasta el parque La Flora.

Trabajadores de la CDMB limpiaban el lodo y la arena que fueron arrastrados hasta el parque La Flora.

En días pasados fui citado a una curaduría de Bucaramanga para notificarme de un proyecto de construcción en Pan de Azúcar, advirtiéndome que solo eran tres pisos puesto que el POT no permitía más en ese sector. Y eso que Pan de Azúcar está más asentado que Los Cedros.

Entonces, ¿cómo puede ser posible que en Los Cedros se esté anunciando la construcción de un edificio de doce pisos? ¿Cómo habrá sido esa vuelta?”.

Parque La Flora

Por otra parte, la CDMB anunció que el parque La Flora estará cerrado durante 20 días.

En este tiempo se prevee el retiro del lodo y material vegetal que fue arrastrado hasta este predio por el desborde de la quebrada La Iglesia.

Además del daño en las bancas, la cantidad de tierra, ramas y piedras por retirar es grande.

Además del daño en las bancas, la cantidad de tierra, ramas y piedras por retirar es grande.

El fuerte aguacero de la noche de ‘Halloween’ afectó las bancas, juegos infantiles, pozos y la mayoría de la capa vegetal.

“En unión con la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas, la CDMB analiza las causas que ocasionaron esta emergencia con el fin de implementar una solución que permita mitigar el riesgo”, dice el comunicado oficial.

Daños y protestas en Terrazas

Esta es la fosa que colapsó  y por la que se cree se filtra el agua que está afectando las casas del sector.

Esta es la fosa que colapsó y por la que se cree se filtra el agua que está afectando las casas del sector.

La ruptura de un tubo del gas en la calle 56 con carrera 45 levantó desde las 3 a. m. a los residentes de Terrazas.

El olor insoportable los obligó a salir de las casas y reunirse para llamar a los organismos de emergencia para controlar la situación.

Luego, iniciando el día bloquearon el paso de la carrera 45 protestando por las fallas y falta de supervisión de la obra contratada por la Gobernación de Santander por un valor de $684 millones.

“Bloqueamos la calle porque las vibraciones por el paso de los camiones que suben a las obras de Pan de Azúcar pueden perjudicar más el terreno. Este es el resultado de la humedad que hay en el terreno producto de las fuertes lluvias que han arrastrado con tierra y lodo a la fosa que estos obreros abrieron y que por los aguaceros está el doble de grande de como lo tenían planeado. Aquí hace falta supervisión seria del Empas, porque vienen a trabajar apenas tres obreros y muy de vez en cuando. Que así como pagamos puntuales mensualmente cumplan con control a esta obra”, explicó Rodrigo Lorza, residente de la zona.

Lo sucedido en la madrugada del 6 de noviembre fue parte de la secuencia de hechos que vienen afectando a los vecinos de Terrazas.

Los residentes de la calle 56 entre carreras 44 y 48 protestaron por la demora y control en las obras de cambio de redes de alcantarillado en Terrazas

Los residentes de la calle 56 entre carreras 44 y 48 protestaron por la demora y control en las obras de cambio de redes de alcantarillado en Terrazas.

Luis Fernando Jaimes nos narró lo que sucedió el viernes (31 de octubre) en la noche: “La pequeña fosa que abrieron de 3m de largo, 4m de ancho y 2m de profundidad que inicialmente había quedado ahí recibió tanta agua y con tanta fuerza (ya que ese tramo es pendiente) que una parte de esta agua se filtró hacia el parque La Flora y el restante caudal formó un remolino al interior de la fosa cuyo resultado fue la extracción de gran cantidad de tierra.

“Esa misma fuerza partió el tubo de 10 pulgadas de aguas negras y el tubo de 4 pulgadas de agua potable”, narró el residente.

Estos daños ocasionaron la suspensión del servicio de agua durante 24 horas para los habitantes de la zona.

“El sábado cuando aclaró el día supimos de la magnitud del daño: la fosa quedó más grande, de 8m de largo, 9m de ancho y 4 m de profundidad; además se destruyó el pavimento y se puso en serio riesgo el desplome de la vivienda más cerca y eso sin saber los daños al subsuelo que pueda ocasionar todo esto”.

Sin embargo el problema se repitió este miércoles en la noche.