Menú de categorías

| Dic 5, 2014 | En estas calles

Neomundo ya se vistió de Navidad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Del 3 de diciembre al 12 de enero Neomundo tiene un espacio especial para que bumangueses y turistas disfruten de la temporada de fin de año.

Todos los días, de 10 a.m. a 10 p.m. estarán abiertas las puertas del centro interactivo para quienes deseen apreciar un pesebre tradicional de 200 metros cuadrados elaborado por pesebristas destacados en la región por su creatividad en el arte de la Navidad, además de otro pesebre elaborado en plastilina.

Para incentivar a los artistas dedicados a conservar año tras año la tradición familiar de este sorprendente arte, se programó un concurso con pesebristas de la región para premiar su creatividad y dedicación. La premiación contará con un selecto jurado, además del voto de nuestros visitantes. El primer puesto se llevará $5 millones, el segundo $3 millones y el tercero $2 millones.

En total hay ocho pesebres concursando y cuatro de exhibición.

Los pesebres

Algunos de los pesebres que se encontrarán allí son:

El pesebre en vivo que son cuatro escenas conformadas por soldados romanos, los pastores, el arcángel que da la anunciación, San José y la Virgen María.

“Es una secuencia en la que se condensa el nacimiento del Niño Jesús y en la que los niños podrán interactuar con los actores. En total son 12 actores los participantes que estarán este viernes, sábado y domingo”, describió Germán Castro Blanco, director del Teatro Libre de Bucaramanga.

El pesebre tradicional de 250 figuras combina los pueblos, rebaños y el portal. Fue elaborado durante 15 días por Sergio Vélez, quien hace 20 años se dedica a esto.

El pesebre bíblico transporta a la época en que nació Jesús. Está armado en cartón, madera e icopor. Durante el año su autor Mario Montañez fue elaborando las casas, las palmas y otros objetos. Él tiene 35 años elaborando pesebres.

El pesebre ‘Girón colonial’ es un homenaje a Girón, su parque, fuentes y el río. Es un recuerdo del municipio monumento nacional. Aquí José y María están de campesinos en un pequeño caney de hojas de trabajo. Fue elaborado por Pedro Quiñónez Osorio, quien tiene 68 años y desde los 20 los hace. Además ha ganado varios concursos por sus diseños en los que usa más de 100 piezas, algunas de fique, de tamo y de cajas de bocadillos.

Hay otro pesebre elaborado por Miguel Roberto, el reconocido peluquero Michel, que lo hizo durante 20 días acompañado por otras cinco personas. Tiene encanto, belleza y decoración representadas en 1.800 piezas, algunas de hace 50 años y otras nuevas, y de variados precios. Los hace desde que tenía 7 años.

Un último pesebre fue el de Luis Carlos Ramírez, quien tiene 22 años. Él lo hace desde niño junto a su abuelo quien murió hace tres años. “Duramos un tiempo sin hacerlo pero ahora recuperamos esa tradición en honor al abuelo”, dijo.

Tenga en cuenta

Quien pague la entrada a patinaje ($15 mil media hora) no tiene que pagar los $3 mil que cuesta la entrada general a Neomundo.