Menú de categorías

| Jun 12, 2015 | Punto de Vista

A intervenir los espacios

Paola Bernal

Paola Bernal

Paola Bernal, editora Gente de Cabecera (pbernal@vanguardia.com)

Gente quiere ejercitarse hoy con usted. Y qué mejor forma que apropiándose de los escenarios públicos y estableciendo un vínculo entre su salud y el sector que habita.

Cada vez es más habitual ver a las personas desde tempranas horas del día caminando, trotando, paseando a su mascota, creando sus propios circuitos deportivos por los alrededores de su sector. Hay quienes después de una jornada laboral deciden sacar sus bicicletas y personalizar sus rutas. Otros aprovechan las piscinas y canchas de su propiedad horizontal.

No podemos dejar de lado a los jóvenes, quienes hacen de la adrenalina su motor y se apropian de algunos escenarios de manera responsable, dándole protagonismo a los llamados deportes urbanos: roller, BMX, Skate, Park, Dirt Jump, Street, Longboarding, Roller Derby, Parkour, Capoeira, Bike Polo. Son tantos en el mundo, que Bucaramanga y su área aún no conocen gran parte de la lista.

Una ciudad para el deporte no solo incluye canchas sino también esa relación con sus ciudadanos. Es aprovechar la misma infraestructura de sus calles, las escaleras, los parques, para ejercitarse, creando así una ciudad viva, con colectivos, con redes sociales de sana convivencia.

El deporte construye socialmente la ciudad y estos espacios abiertos generan mejores relaciones. Al darle vida, dinamismo, movimiento, se alejan los efectos negativos, propios de su abandono. Al habitarlos y significarlos cambiamos su imagen. Recordemos que la ciudad es la gente. Para ello se requiere embellecer la ciudad, brindar seguridad, y aquí es donde juega un papel importante el diseño urbano y las autoridades estatales.