Menú de categorías

| Jun 12, 2015 | ¿Qué pasa?

En julio habría 250 parqueaderos más en el sector

Los parqueaderos del colegio San Pedro Claver cuentan con la herramienta tecnológica de luces con sensores que indican los cupos disponibles y ocupados

Los parqueaderos del colegio San Pedro Claver cuentan con la herramienta tecnológica de luces con sensores que indican los cupos disponibles y ocupados

Los 250 nuevos parqueaderos que tendrá el sector de Sotomayor ya están prácticamente listos. Así lo anunció José Pablo Ortiz Plata, gerente del proyecto que realiza la firma ORG Ltda en el colegio San Pedro Claver.

La entrega de estos estacionamientos hace parte de una lista de obras que se vienen adelantando al interior de la institución educativa de la orden de los Jesuitas.

“Solo falta obtener un recibo de la Electrificadora de Santander, ESSA, que es un trámite que requiere cierto tiempo, pero en lo relativo a obras ya se terminó de construir y esperamos que a más tardar en julio entre en funcionamiento para el público”, dijo el empresario, quien además es padre de familia del colegio.

Este espacio, que por ahora solo lo usan docentes y empleados de la entidad, fue construido en dos subniveles y será un aporte para la solución de los problemas de movilidad que hay en la zona que lo rodea.

El acceso será por la carrera 27A y al interior habrá un acceso peatonal (túnel-escaleras) para quienes dejan sus vehículos y se dirijan a hacer diligencias de la carrera 28 hacia arriba.

El parqueadero de servicio público será administrado por la Fundación Hogares Crea.

Otras obras

En la fachada del colegio se pueden observar las estructuras metálicas de reforzamiento

En la fachada del colegio se pueden observar las estructuras metálicas de reforzamiento.

En el colegio San Pedro Claver se vienen adelantando, desde junio de 2013, otras obras que le aportarán a la infraestructura y funcionamiento del colegio.

Uno de ellos es el auditorio que estará ubicado al costado norte, junto al templo del Sagrado Corazón de Jesús.

Parte del edificio de laboratorios ya es usada por estudiantes

Parte del edificio de laboratorios ya es usada por estudiantes.

Este recinto que avanza a buen camino tendrá 620 sillas y estará dotado de la mejor tecnología para el desarrollo de actividades teatrales, musicales y demás tipo de espectáculos públicos. Se cree que se inaugure en septiembre.

En esta zona también está el edificio donde estarán la biblioteca y los laboratorios.

“Ya está funcionando el segundo nivel, donde está el laboratorio de idiomas e informática. Estas aulas fueron entregadas hace dos meses. La biblioteca, y el tercer piso que tendrá los laboratorios de física, química y biología, serán entregados al regreso a clases del segundo semestre del año”, indicó José Pablo Ortiz Plata.

Otra obra que se termina por estos días es el reforzamiento con estructuras metálicas en el edificio de la carrera 28, justamente en la fachada.

Estos trabajos hacen parte del cumplimiento de la norma NRS 10, Reglamento de Construcciones Sismo Resistentes, expedido por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, que exige a los colegios, en un aparte, cumplir con obras de reforzamiento estructural.

La institución educativa también trabaja en la remodelación de andenes, en la carrera 27A

La institución educativa también trabaja en la remodelación de andenes, en la carrera 27A.

“Las oficinas de administración, en el primer piso, ya está funcionando. Esta ha sido una labor costosa y exigente. Creo que somos de los primeros colegios de Bucaramanga en hacer un reforzamiento estructural. No se le hace a todo el colegio pero ya empezamos con una parte y así estamos cumpliendo con la norma”, recalcó el constructor.

Se prevé que la finalización de todas las obras sea en agosto próximo.

“Pensábamos terminar en esta época (junio) pero se ha demorado un poco porque con el colegio funcionando no es fácil. Hemos tratado de afectar lo mínimo posible el desarrollo de las clases. Debemos ofrecerles disculpas no solo a los padres de familia y estudiantes por la demora, también a los vecinos que han sido muy comprensivos. Desafortunadamente este tipo de obras termina afectándolos a ellos por el ruido y el polvo. Mientras tratábamos de no afectar al colegio madrugábamos a las 4:30 a.m. y eso molestó a algunos vecinos. Pero debemos decir que la parte más crítica ya pasó, estamos en acabados y esas madrugadas ya terminaron, si queda una es mucha. Vamos a embellecer el sector y a dar un espacio en servicio de todos, es un gran aporte que le hacemos a la ciudad”, recalcó Ortiz Plata.