Menú de categorías

| Ago 28, 2015 | Tendencias

Contribuya a un ambiente libre de humo

GENTE DE CABECERA

¿Sabía usted que el 90% de los nuevos fumadores son personas menores de 20 años?

Si esta cifra le preocupa es importante que comparta estas pautas con familiares y amigos fumadores para que puedan dejar esta adicción.

Gente le presenta a los lectores algunas pautas para trabajar por un aire libre de humo, tal y como las comparte el World Foundation for Natural Science.

 

11 pasos para lograrlo

1. Compre una alcancía y durante al menos un año guarde en ella la cantidad de dinero que habría gastado en tabaco. Después de doce meses usted se llevará una grata sorpresa.

2. Retire de su casa todos los objetos que le inciten a fumar (encendedores, ceniceros, entre otros).

3. Lavar las cortinas y paredes, así como una intensa ventilación de aire es útil.

4. Evitar la creencia errónea de que al fumar un cigarrillo se siente mejor. Ya el primer cigarrillo desencadena diversas reacciones metabólicas que provocan daño a su cuerpo y de allí en adelante usted nunca se sentirá tan bien como solía sentirse antes de su primer cigarrillo. Hoy en día, por cada cigarrillo fumado, se producen síntomas de adicción de corto plazo, dándole la impresión de que ha vuelto a sentirse bien, como se sentía antes de ser fumador. Sin embargo, esta ilusión se mantiene sólo hasta el siguiente ataque de ansiedad por un cigarrillo, que es sólo cuestión de minutos.

5.En el trabajo ponga un letrero que diga: “No fume”. Así usted mismo refuerza una barrera de contención estableciendo una decisión fuerte.

6.Evite el alcohol durante al menos 4 semanas debido a que podría actuar como desencadenante de otra adicción, provocando una recaída.

7.Ayúdese a sí mismo a superar su reflejo instintivo de buscar un cigarrillo. Caramelos de menta u otros deben estar siempre a la mano en el lugar donde tradicionalmente guardaba los cigarros.

8.Cambie su dieta; coma sano, fresco, colorido, de sabores intensos, alimentos ricos en elementos vitales. Preste especial atención a un suministro suficiente de proteínas de diferentes fuentes.

9.Para purificarse debe beber suficiente agua (40 ml diarios por cada kg de peso corporal). Añadir por litro de agua un ¼ de cucharadita de sal natural (marina o sal de roca, no sal refinada o procesada), o sal al gusto, si usted está sano. Esto ayuda a las células del cuerpo a absorber mejor el agua.

10.Evite la ira y otras formas de estrés negativo. El estrés forma una esquina de la llamada “triángulo recaimiento”. Si usted se siente emocionalmente bajo tensión, de mal humor o desequilibrado, las flores de Bach pueden ayudar a relajarse. 11.Disfrute y celebre la libertad recién adquirida invitando a sus amigos a cocinar o a disfrutar de paseos por la naturaleza.