Menú de categorías

| Jul 29, 2016 | ¿Qué pasa?

Bucaramanga participa en la Semana mundial de la lactancia materna

La lactancia materna favorece el vínculo entre madre-bebé. - Jaime del Río / GENTE DE CABECERA

La lactancia materna favorece el vínculo entre madre-bebé. – Jaime del Río / GENTE DE CABECERA

Diana Lucía Díaz Patiño / Gente de Cabecera

La lactancia materna, considerada como una firme estrategia en contra de la desnutrición infantil, es el tema que se celebra en más de 170 países del 1 al 7 de agosto, con la coordinación de WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef.

En Bucaramanga, el centro de formación Danzazul se une a la Semana internacional de la lactancia materna con una serie de actividades orientadas a promover y educar sobre el amamantamiento y sus beneficios.

Adriana Ordóñez, coordinadora de la iniciativa, le contó a Gente los detalles de la jornada y los principales tópicos relacionados con este derecho vital de los niños y sus mamás.

 

El mejor alimento

La OMS considera “la lactancia natural” como “el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita” y la recomienda como alimentación exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y complementaria, hasta los 2 años.

Esto “garantiza un factor de protección frente a infecciones gastrointestinales, y el inicio temprano de la lactancia materna (durante la primera hora de vida) protege al recién nacido de las infecciones y reduce la muerte neonatal”, comenta Adriana Ordóñez.

Además, “favorece el vínculo madre-bebé y está asociada como protector de la violencia intrafamiliar”, asegura esta mamá y activista por los derechos del nacimiento y los primeros años.

 

¿Cuáles tabúes o malentendidos hay sobre la lactancia?

Amamantar en público es visto aún en muchos lugares como obsceno, lo que Adriana califica de ‘absurdo’.

“La función natural de los senos es la de amamantar a los bebés (…) Afortunadamente, el movimiento pro lactancia en el mundo crece y cada vez más, hay más personas ‘lactivistas’.

La leche materna es gratuita, es alimento vivo (…) fomentarla es una cuestión de educación, de recuperación de la consciencia de la sabiduría corporal y de entender la lactancia en todas sus dimensiones, físicas, fisiológicas y emocionales”.

La activista también considera que persisten ciertos mitos que perjudican la lactancia, como creer que la madre que amamanta debe tener una dieta especial y restringir ciertos alimentos, que algunas mujeres producen leche ‘de mala calidad’, que el niño debe vaciar los dos pechos en cada toma o que la leche humana solo alimenta hasta el año.

“Por otra parte, todas las falsas noticias de que la lactancia materna está prohibida en códigos de policía de algunos países latinoamericanos es mentira, el derecho de los niños a la alimentación prevalece sobre cualquier consideración moral”.

“La lactancia materna en público es fundamental en el sentido que normaliza lo natural y construye el hábito del amamantamiento en las nuevas generaciones”: Adriana Ordóñez.

Actividades

Talleres, conversatorios, jornadas lúdicas y compartir de experiencias harán parte de la semana de la lactancia.

Con estas actividades, principalmente se busca resaltar y recordar los beneficios de la lactancia materna.

“Pensamos que no solo es importante para las madres lactantes, los niños lactados presentan mejores resultados escolares, más estabilidad emocional, son más saludables y felices.

Además, la lactancia materna salva vidas, ahorra millones de pesos a las familias y es parte fundamental de las políticas para el desarrollo sostenible”, expresa Adriana Ordóñez.

Por eso, asegura que la invitación está abierta a toda la comunidad y no solo a madres lactantes y gestantes.

“La mayor dificultad según las madres que conozco es la cantidad de opinólogos desinformados que comentan sin pedírselo, sobre cómo la leche de mamá no es suficiente, ya no llena al bebé, el bebé llora de hambre y aunque son comentarios quizás bien intencionados, son hechos desde la ignorancia y la falta de educación actualizada…”, puntualiza Ordóñez.

Todos los eventos de la Semana de la lactancia materna en Bucaramanga son públicos y de aporte voluntario.

Los conversatorios y talleres estarán a cargo de Natalia Almeida, ginecóloga y obstetra; Paola Rueda, médica familiar y educadora en lactancia materna; Carolina Rey, fisioterapeuta, educadora perinatal y asesora de lactancia materna; Yuli Andrea Pedraza, médica pediatra, y Adriana Ordóñez, doula holística, educadora somática, maestra de anatomía y fisiología vivencial y danzante.

Las talleristas además se destacan por su trabajo y compromiso pro lactancia materna y parto respetado.

 

Programación

Lunes 1

3:00 p.m. ‘Libro teta’, sesión de lectura de cuentos pro lactancia para niños hasta los 5 años. En Danzazul, cra 39 # 44-78.

5:00 p.m. Conversatorio ‘Parto natural y lactancia’. En Danzazul.

Martes 2

5:00 p.m. Conversatorio ‘Piso pélvico y lactancia’. En Danzazul.

6:30 p.m. Taller teórico vivencial ‘Salud digestiva, la importancia de mamar’. En Danzazul.

Miércoles 3

4:00 p.m. Círculo de crianza y lactancia. Un espacio para compartir experiencias y saberes. En Danzazul.

Jueves 4

5:00 p.m. Conversatorio ‘Gestación y lactancia’. En Danzazul.

Viernes 5

9:00 a.m. Sesión de fotografías de mamás y bebés lactantes. En Danzazul (es necesario reservar lugar).

Domingo 7

10:00 a.m. Mandalacta: construcción de una mandala con flores con la anatomía del seno, picnic y teta al parque. En San Pío.

 

En cifras

800.000

vidas infantiles se salvarían al año alimentándolas solo con leche materna los 6 primeros meses, y hasta los 2 años como alimento complementario.

 

Beneficios

La OMS promueve activamente la lactancia natural como la mejor forma de nutrición para los lactantes y niños pequeños. A los lactantes, la leche materna aporta todos los nutrientes necesarios para un sano desarrollo, así como anticuerpos que protegen ante las enfermedades más comunes de la niñez. Para las madres, la lactancia exclusiva funciona como un método natural de control de la natalidad (98% de protección durante los primeros seis meses de vida); reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario, diabetes de tipo 2 y depresión postparto.