Menú de categorías

| Jul 15, 2016 | Columnistas

Propuesta para calles, jardines y obras inconclusas

Gilberto Camacho

Gilberto Camacho

Gilberto Camargo Amorocho / Esp. Arquitectura Hospitalaria y Esp. Educación Ambiental

Los baños públicos del Parque de Los Niños que funcionaron en tiempo pasado, el retorno de la embotelladora km2 vía a Girón, el portal de Papi Quiero Piña, la doble calzada la Virgen-barrio Los Colorados vía a la costa, la continuidad del plan andenes entre el parque San Pío y la avenida Quebrada Seca, son la eternas obras negras que hoy sobreviven cuando se camina la ciudad.

Todas estas obras cumplieron para su posible realización con la metodología de proyectos vigentes; allí incluía su financiación y terminación con el aval de las respectivas autoridades ejecutivas, incluido el nivel nacional.

De otro lado, la ciudad no cuenta con el equipo de mantenimiento vial, de semaforización y manejo de taludes, cuando de obras inmediatas post-aguacero se trata, y qué decir cuando aparece un vehículo varado en plena autopista.

Es normal ver en la vía antigua a Floridablanca o Girón cómo las alcantarillas se taponan con los aluviones y pasan las semanas y el raspado no se efectúa, al igual que piedras sueltas de gran tamaño que cierran un carril. Gracias a Dios en Bucaramanga no cae nieve.

Cómo me gustaría hacer este trabajo y ofrecerlo al señor alcalde de Bucaramanga.

Pasear en bicicleta me facilita diariamente tener un diagnóstico actualizado de cómo está el entorno. En este trabajo incluiría una propuesta adicional, el proyecto paisajístico y de jardinería estética de todo el espacio público que lo contenga, rotondas, separadores y su respectivo macaneo o mantenimiento extensivo a toda el área metropolitana.

Un jardín público armónico es una muestra de los que somos, de nuestro nivel en educación ambiental; internamente es proponer medios que cambien estados de ánimo en pro de visuales agradables.

La ciudad con botánica y arborización que adorne sus avenidas y accesos dan la primera cuota de recibo y saludo positivo al que vive o nos visita. Es rescatar de nuevo ese concepto urbano de Ciudad Jardín que tanto impacto dio en los países industrializados durante el siglo XX.

Esta vez se complementaría con grandes alamedas y paseos, copados de sombras y alejados del vehículo, donde lo humano es el protagonista.  “No hay ninguna lógica que pueda ser impuesta a la ciudad; la gente la hace, y es a ella, no a los edificios, a la que hay que adaptar nuestros planes”. Jane Jacobs (1906-2006), periodista y urbanista autodidacta nacida en USA.