Menú de categorías

| Sep 2, 2016 | Editoriales, Punto de Vista

Hablemos de paz

GENTE DE CABECERA

GENTE DE CABECERA

Paola Bernal León / Editora Gente de Cabecera

Una de las grandes ventajas de esta profesión es poder conocer historias maravillosas, cuyos protagonistas son los corazones nobles. Por eso, siempre que tenemos la oportunidad abrimos nuestras páginas a tantas fundaciones que le apuestan a mejorar, en lo posible, las condiciones de personas que así lo requieren, y hacer de este lugar, un mundo mejor.

Quizá estas palabras resulten muy románticas pero tienen un trasfondo mucho más interesante, pues es así como se construye paz. A pesar de las desigualdades económicas, hay quienes trabajan desde sus casas, con sus familias, con los vecinos, tocando puertas para mejorar la vida de otros.

Otra forma de hacer paz es con propuestas culturales, donde las letras y la música hacen magia por sí mismas, ya que disminuyen las tensiones del día y regalan sonrisas al espíritu.

Hablar de paz también tiene que ver con incentivar en las futuras generaciones sanos hábitos como la lectura. Por eso cada proyecto que gestiona el Ministerio de Cultura para hacer de Colombia un país lector es de admirar. En los últimos seis años MinCultura ha invertido 37% de su presupuesto en la construcción de 126 bibliotecas, ha adquirido más de 13 millones de libros y ha conectado a 1.260 bibliotecas a internet. También tienen un portal web (maguare.gov.co) en el que los niños crean su propio cuento.

Visítelo con su hijo. Eso es hacer paz también, dedicarle tiempo a sus pequeños y saber dónde están sus hijos adolescentes.

Recordemos que la paz se hace tangible con actos, con esas buenas causas donde niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, piensan en el otro.