Menú de categorías

| Oct 7, 2016 | Editoriales, Punto de Vista

Sigamos hablando de paz

GENTE DE CABECERA

GENTE DE CABECERA

Paola Bernal León/Editora Gente de Cabecera

Hace mucho no hablabámos con tanto ahínco de la paz. Parecía una palabra inusual, distante, ajena a nuestro discurso. Pero durante los últimos meses, y de manera coyuntural, se visibilizó, dejando acciones que no pueden morir ahora como lo es la cátedra por la paz en los colegios, que puso a reflexionar a los jóvenes y aumentó su interés por conocer la historia del país. Tampoco pueden morir las palomas que revoloteaban en los cuentos escritos por los pequeños de todo Colombia tras su ilusión de un país sin guerra. Todos debemos seguir en esa tarea constante y sonante como familiares y educadores.

Los padres deben seguir respondiéndole todas las preguntas a sus hijos sobre la paz, y actuar con más responsabilidad por un mundo mejor. Para eso se requiere ética y honestidad desde la esfera personal, laboral y cívica.

Los escenarios públicos deben seguir organizando grandes espectáculos musicales que le canten a la paz. Eso no es un show mediático, cantarle a la esperanza hace eco en los corazones. Y esa es la responsabilidad del artista.

El debate debe seguir, no puede ser solo un tema de Gobierno. Tenemos un país dividido en dos bloques, hay muchos sentimientos encontrados, pero todas las iniciativas y los esfuerzos alcanzados no pueden echarse al olvido. Que siga el debate respetuoso, ya no a partir del Sí o el No, sino a partir de un solo interés: la paz. Que sigan los universitarios reflexionando y marchando, pero ante todo, entendiendo que hay que ir a las urnas. Si usted fue, lo felicito. Hace parte del pequeño porcentaje que tristemente salió a votar. Para quienes no fueron, es importante que sepan que esa apatía, para muchos inofensiva, termina siendo bélica con el tiempo.