Menú de categorías

| Nov 4, 2016 | Periodista del Barrio

“Más entrega con la comunidad”

El uso de la cancha a tempranas horas del día y en la noche es una queja recurrente de los vecinos debido al ruido. - Suministrada/GENTE DE CABECERA

El uso de la cancha a tempranas horas del día y en la noche es una queja recurrente de los vecinos debido al ruido. – Suministrada/GENTE DE CABECERA

Jhoan Díaz Navarro / Periodista del Barrio

En las últimas semanas tuve dos situaciones negativas con los policías del CAI San Pío.

En la primera de ellas, llamé para decirles que por favor controlaran el uso de las canchas, ya que a las 12 de la noche, con luces apagadas, se jugaba un partido de fútbol con todo lo que esto incluye: celebraciones, reclamos, entre otros.

El llamado no dio frutos sino a los 20 minutos de la primera llamada, cuando decidí realizar la segunda. Lo único que tenían que hacer era salir del CAI y decir que por favor bajasen el volumen de sus gritos o en su defecto dejaran de jugar, ya que era la medianoche y estas canchas se usan desde las 6 de la mañana.

La segunda situación sucedió en la mañana, cuando me dirigía hacia mi apartamento, al frente del CAI San Pío, y un habitante de calle le dio un ‘patadón’ en la cara a una de mis perras.

Lo perseguí en un principio pero me detuve pues mis perras estaban en la calle. Cuando fui por ellas que salieron corriendo hacia el CAI como dando aviso de la situación, que ya habían notado los policías por mis gritos y demás, noté que en ese momento había 5 policías, 4 hombres y una mujer.

Vi primero a dos de ellos sentados en unas motos y les dije que si habían visto lo sucedido por qué no me habían brindado apoyo, a lo que estos respondieron que fuera a regañar a otro pues estaban en tiempo de descanso.

Acudí entonces a los otros tres uniformados, quienes dijeron que ya habían mandado la patrulla. Les reclamé por pedir una patrulla que no va a llegar, en vez de actuar estando en el mismo sitio del hecho, a lo que me respondieron que entonces me cuidara solo.

Hago mi llamado a estos y todos los uniformados de la ciudad para que se entreguen más a su comunidad, ya que es su deber. Y que cuando se les haga un reclamo respondan de forma respetuosa y no sesgados por la prepotencia de ser la autoridad.

Nota de la Redacción

Johana Carrillo, la Comandante del CAI, estuvo presente en el segundo de los hechos mencionados y dio su versión.

Aclaró que entre los uniformados que se encontraban en este momento estaban los dos auxiliares, “quienes permanecen en el parque San Pío desde las 7 a.m. hasta las 12 m. A ellos es necesario darles un descanso de media hora durante ese lapso”.

Al momento del hecho, dentro del CAI también se encontraban agentes de tránsito municipal.

Aunque escucharon los gritos, no tuvieron claridad de lo que había sucedido hasta que el ciudadano se acercó al CAI.

“Por los gritos, pensamos que era un robo y desde antes de que el señor llegara al CAI, ya lo habíamos reportado a la patrulla. ¿Por qué a la patrulla? Porque ellos están en la moto y pueden realizar la captura más rápidamente”.

Lamentablemente, el alterado estado en que se encontraba el señor, quien llegó a la agresión verbal hacia los uniformados según cuenta la Comandante, impidió explicarle el debido proceso. “De hecho sí se hizo la captura del habitante de la calle”.

Finalmente, en cuanto al uso de las canchas, la uniformada afirmó que el espacio es de uso público sin horario específico, por lo que la Policía no cuenta con facultades para prohibir o limitar su uso, “aunque sí se controla el exceso de volumen”.

El llamado es acudir a las autoridades con respeto y tranquilidad por parte de la ciudadanía, la cual espera igual trato.