Menú de categorías

| Ene 20, 2017 | Nuestra Gente

Viajando sin fecha de regreso: “Es la mejor decisión que hemos tomado en nuestras vidas”

Martha Cecilia Jaramillo y Felipe Serrano frente al Castillo de Chambord en Francia

Diana Lucía Díaz Patiño / Gente de Cabecera

 

Felipe Serrano y Martha Cecilia Jaramillo se despidieron de Bucaramanga el pasado 16 de enero.

El cálido clima era un buen augurio para la aventura que iniciaron ese día: un viaje de 60.000 kilómetros por Suramérica, en su carro. La fecha de regreso, indefinida.

“En febrero de 2016 nació la idea de visitar países que aún no conocemos y al son de unos vinos con mi esposa, surgió la idea de realizar el recorrido en carro.

Fue una idea que nació de un instante y la estamos disfrutando, porque los viajes se viven tres veces: cuando los planeamos, cuando los vivimos y cuando los recordamos”.

La pareja ha empezado a palpar este sueño hace casi un año, con la planeación y organización de rutas, equipaje, información, documentos y todos los detalles para que esta sea una de sus mejores experiencias de vida.

“Sin duda, viajar para nosotros ha sido una de nuestras actividades preferidas. Es conocer culturas, compartir con personas interesantes, explorar sitios maravillosos que quedan permanentemente en nuestro corazón y probar los sabores de las diferentes regiones”.

Con 25 años de matrimonio y muchos kilómetros recorridos juntos, su pasión común por conocer el mundo y tomar fotografías de este, ha unido su relación y los ha impulsado a seguir viajando o, como lo definen, a experimentar “esa dulce sensación de libertad”.

Esta semana, Martha y Felipe arrancaron su recorrido de 60.000 kilómetros a través de Suramérica

Vivencias únicas

La experiencia de Felipe y Martha conduciendo por el mundo es amplia.

La certifican, por ejemplo, los 40 días en los que recorrieron las carreteras de Francia en autos de alquiler, conociendo los Castillos del Loira; o los 5000 kilómetros manejados en México, yendo desde Guanajuato hasta la Península de Yucatán, entre otros lugares.

Han estado también en países vecinos como Ecuador, Panamá, Venezuela y algunas Islas del Caribe.

De manera especial, los esposos recuerdan su visita a ‘la casa de Mickey’: Disney World.

“Ambos teníamos 30 años y pensábamos que tal vez no fuera la opción más adecuada. Sin embargo fuimos ¡y no tuvimos más opción que volvernos niños!

Esas sonrisas y esa alegría es inolvidable hasta hoy. Y eso es lo que pasa cuando viajas. Te permite vivir intensamente, coleccionar las mejores experiencias y en nuestro concepto, es la mejor inversión que podemos hacer. Es sencillo, la vida es solo una y no tiene repuesto”.

Mientras conocían diferentes ciudades de Colombia y el mundo descubrieron que lo suyo eran los viajes largos y “sin fecha obligada de regreso”.

Sin embargo, el exigente trabajo de Martha como odontóloga y la ocupada agenda de Felipe como empresario mantuvieron esa idea como un sueño solamente por mucho tiempo.

“En junio de 2015 decidí tomarme un año de descanso. Mi trabajo, que fue mi vida y mi pasión en Jarris (restaurante), me ofrecía la posibilidad de hacer una merecida pausa”, cuenta Felipe.

Durante ese año sabático surgió la idea de recorrer América del Sur, como viajeros y no como turistas.

“Cuando vamos de turismo estamos en función de un programa organizado y con tiempo corto para conocer las atracciones más famosas.

Si vamos en un viaje, que como el nuestro está concebido para dos años, nos da la bella posibilidad de convivir con la cultura, acceder a sitios que aún el turismo no toca, a disfrutar de la naturaleza, con mucho más tiempo”.

Finalmente, con la satisfacción de haber realizado un trabajo comprometido y exitoso durante muchos años, Felipe le puso freno a su vida laboral, retirándose de la sociedad. Lo mismo hizo Martha.

El apoyo es incondicional por parte de amigos y familiares, quienes también llevan en sus venas ‘el gen viajero’.

“La vida es ahora y no hay segundas oportunidades. Sobre esa base, luego de reflexionar y pensarlo bien, decidimos no aplazar más la decisión”.

Por supuesto, interrumpir su vida laboral por tanto tiempo los llenaba de dudas. Pero una vez decidido, se embarcaron de lleno en todo el proceso de planeación, pues consideran que este viaje será una de sus mejores experiencias vividas.

“Pensamos que sin ser nada fácil, ni tampoco cómoda, es la más grande y mejor decisión que hemos tomado en nuestras vidas. Al final, nos llevamos nuestras risas, nuestros mejores recuerdos, nuestro amor como pareja y nuestra satisfacción. ¡Optamos por acumular experiencias y desacumular cosas!”

Recorrer pueblitos de Colombia es uno de los planes preferidos de esta pareja

Pareja que viaja unida…

Martha y Felipe se conocieron cenando con algunos amigos en común. Aunque pasaron más de seis meses antes de que se vieran de nuevo, su relación fue creciendo “fuerte y bonita”, y al año decidieron casarse.

“Somos esposos, amigos, compañeros, confidentes y cómplices de nuestras vidas. Compartimos nuestra pasión por viajar, amamos la fotografía, somos buzos certificados y esperamos abonar cada día, de lo que reste de nuestras vidas”, dice esta pareja de aventureros.

Eso sí, como ellos mismos reconocen, además de las situaciones cotidianas y la convivencia en el matrimonio, los viajes ponen a prueba una relación de manera particular.

“Un refrán popular reza: ‘Si quieres conocer a alguien, viaja con él’. Si lo piensas, van a ser 24 horas, sin separarse nunca y eso hace que la relación de pareja sea puesta a prueba. Claro, tal vez en parejas jóvenes. En la nuestra, ya hemos tenido esas experiencias y a pesar de los momentos difíciles, el amor y la comprensión se sobreponen”.

Recorrido por Suramérica

Sobre su viaje actual, Felipe y Martha cuentan: “Nuestro recorrido inicia en Punta Gallinas. Es el punto más septentrional de América del Sur. Es un destino aventurero y exótico de nuestra bella guajira colombiana. Y desde allí, planeamos llegar a Ushuaia en la Patagonia Argentina, que es el punto más austral de nuestro continente.

Estaremos en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, en un recorrido de aproximadamente 60.000 kilómetros, que está planeado finalizar en marzo de 2019.

Vamos a recorrer la famosa carretera austral (1.287 kilómetros), en Chile, de punta a punta y es una de nuestras mayores ilusiones; buena parte de la mítica ruta 40 en Argentina; íconos reconocidos como Islas Galápagos, Cuenca, Machu Pichu, El Salar de Uyuni, La Patagonia Chilena, la Patagonia Argentina, Cascadas de Iguazú, Cerro de Pan de Azúcar, entre otras”.

Gran parte de sus experiencias en este viaje, así como de algunos viajes ya realizados, son compartidos en su blog viajandoencarro.com.

 

En cifras

60.000

kilómetros comprende el recorrido que hará esta pareja por Suramérica.