Menú de categorías

| Feb 10, 2017 | Editoriales, Punto de Vista

Hashtag #CartasAJasmín

GENTE DE CABECERA

Paola Bernal León / Editora Gente de Cabecera

Querida Jasmín: Decidí unirme a las cartas que te escriben propios y extraños repudiando el acto violento que te hace permanecer en coma inducido, tan solo por haber tomado un taxi en horas de la noche, en Cartagena.

Quiero que despiertes y te encuentres con un mundo que se ha sacudido porque no necesita ni un solo caso más de maltrato para actuar a favor de la mujer. Quiero contarte que tengo una amiga feminista, a la cual admiro mucho, porque me ha enseñado a reflexionar aún más sobre el verdadero papel de la mujer.
Ella me ha explicado que no podemos seguir recibiendo el rótulo de novia, esposa, amiga, hermana, sino el de mujer, ese, que sin importar el rol, nos da un lugar especial en este mundo que también es de nosotras y que nos resignifica solo por el hecho de ser mujeres.

Mi amiga feminista también me ha enseñado que es sorprendente ver cómo siguen los hombres tomando decisiones sobre temas que le competen a la mujer, por ejemplo, sobre su propio útero, como en el siglo pasado. Leí con dolor tu noticia y me uní de corazón a la marcha que adelantaron en tu nombre frente a la Torre del Reloj.

Hoy, digo no más, y aprovecho para contarte que desde mi papel de mujer, asumo la responsabilidad de continuar enviando ese mensaje reflexivo a los hombres, para que entiendan que estamos cansadas del atropello, que somos mujeres dispuestas a vivir, porque es nuestra decisión y no de ellos,y que le exigimos al Estado que sea severo y nos garantice el derecho a la vida. Es su responsabilidad.
Adenda: El primero de febrero, Jasmín despertó de su coma y lucha por su vida custodiada por un policía mientras las autoridades buscan a los culpables.