Menú de categorías

| May 19, 2017 | En estas calles, Portada

Así fueron los inicios de Gratamira

“Obra de gran valor artístico, construida teniendo en cuenta el más moderno estilo de diseño utilizado en las grandes capitales del mundo, y que está ubicado en la carrera 33 con calle 48”. Así reza la leyenda de las primeras fotografías de la edificación, tomadas por Enrique Flórez el 13 de mayo de 1988.

Diana Lucía Díaz Patiño/GENTE DE CABECERA

 

Desde que inició la época de crecimiento en el sector de Cabecera, a finales de los 80, una emblemática construcción ha estado presente como parte y testigo de la evolución de la zona.

El centro comercial y profesional Gratamira fue uno de los primeros edificios intermedios en Bucaramanga y en este sector.

Con casi 30 años, este icónico centro comercial se ha convertido en referente en el tema tecnológico, así como en la historia del desarrollo urbano y comercial de este sector de la ciudad.

Algo de historia

“En el terreno había anteriormente una casona que se demolió a finales de los 80 y Gratamira se construyó como complemento de las etapas comerciales que se estaban edificando en Cabecera. Además fue uno de los que introdujo el comercio a la zona y cambió la dinámica, que era exclusivamente residencial”.

Así lo cuenta el arquitecto Antonio José Díaz Ardila.

La propiedad actual del centro comercial radica en cabeza de la Sociedad Invercasa Ltda., constituida en noviembre de 1986, de acuerdo con información suministrada por Sonia Milena Camacho, administradora del centro comercial.

“El centro comercial y profesional Gratamira está construido sobre un globo de terreno, ubicado en el barrio Cabecera del Llano y distinguido, de acuerdo con el título de adquisición, con un programa de 67 locales comerciales distribuidos en el primer y segundo piso, 27 oficinas en el tercer piso y zona de parqueo en el sótano del mismo”, informó la administradora.

El terreno y posterior edificación son de propiedad de la Sociedad Invercasa Ltda.

La construcción finalizó en 1987 y los almacenes que comenzaron eran entre peluquerías, clínicas de ropa y tecnología.

“Su fortaleza y crecimiento reside en que se ha especializado”, asegura el arquitecto Díaz Ardila.

En esto coincide Sonia Camacho: “Este fue el primer Centro Comercial construido en Bucaramanga, que con el tiempo se fue especializando en el tema tecnológico y en la innovación de equipos que facilitan la comunicación, investigación y desarrollo de tareas diarias de nuestra época”.

Actualmente, el lugar se jacta de ser el único de la ciudad especializado en el área de tecnología, y es visitado hasta por 10 mil clientes cada mes.

 

5 datos que no sabías de Gratamira

  1. Tiene un área construida de 2.970 m2, tres pisos y un total de 86 almacenes.
  2. Sus visitantes y clientes llegan a la cifra de 7.000 a 10.000 en el mes.
  3. Gratamira no solo cuenta con locales especializados en el área de tecnología. También hay almacenes de ropa, joyería y consultorios médicos.
  4. De hecho, el local más antiguo es un consultorio de odontología, que se encuentra ubicado en el tercer piso.
  5. El horario de atención es de lunes a sábados, de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.

Así luce hoy en día la fachada del centro comercial.