Menú de categorías

| Sep 22, 2017 | ¿Qué pasa?

Así se intenta recuperar el espacio público en Cabecera

Algunos residentes consultados, aunque están de acuerdo con la medida, solicitaron no ser “extremistas” en la colocación de cepos, como en el caso evidenciado en esta fotografía, donde, según dicen, no se obstaculiza el paso peatonal y además el vehículo está dentro de la propiedad

Diana Lucía Díaz Patiño/GENTE DE CABECERA

 

La invasión del espacio público, ya sea en los andenes o vías, es uno de los peores dolores de cabeza para autoridades y ciudadanos en general.

El llamado a la cultura ciudadana es una de las ‘herramientas’ más utilizadas, además de las sanciones y controles, pero sin muchos resultados satisfactorios.

Por eso, desde la Administración se viene trabajando principalmente en dos nuevas tácticas que minimicen dicha problemática.

En esta edición le contamos un poco más de qué se trata, y cuál es la percepción de los representantes de la comunidad.

Cepos

El 20 de septiembre inició en firme la instalación de cepos a vehículos mal estacionados. Cabecera es una de las zonas críticas y, por tanto, una de las que tendrá mayor control.

“Estamos decididos a recuperar la movilidad en Bucaramanga. Hay muchas personas que dejan sus vehículos abandonados en las vías principales y en los andenes.

Ante esta falta de cultura, hemos puesto en marcha esta estrategia para propiciar mejores desplazamientos”, indicó el director de Tránsito Miller Salas Rondón, sobre la medida.

Por ahora, se usarán 200 cepos: 50 para motocicletas y 150 para carros; y quien sea sancionado deberá pagar una multa de $368.858 (si hace curso se reduce a la mitad).

El pasado miércoles, tan solo durante las primeras horas, se pusieron 25 cepos en diferentes zonas de la ciudad.

El experto opina

Al respecto de esta estrategia, Ismael Orozco Sánchez, ingeniero de transporte y vías opinó:

“Nos enseñaron desde la Escuela que ‘la letra con sangre entra’.

La gente no quiere respetar los derechos de los demás usuarios de las vías y forman cuellos de botella al estacionarse donde no deben.

Luego, la “cultura vial”debe aplicarse con sanciones, ya que no la atienden con recomendaciones.

En el pasado no gustó el sistema porque todo terminó siendo mero negocio con enriquecimiento para unos particulares, al igual que las fotomultas en Floridablanca”.

***

Urbanismo táctico

Bajo el lema ‘Espacio Público: la piel de la democracia’, el urbanismo táctico ha sido uno de los temas ‘bandera’ del alcalde Rodolfo Hernández, como parte de la estrategia de recuperación de espacio “para los peatones” y como “herramienta para combatir la inequidad”.

Su objetivo es ampliar las zonas de tránsito para los peatones, utilizando materiales como plantas y delimitando con pintura, y evitar que los carros se estacionen allí.

Según se anunció durante la Primera Cumbre Regional de Innovación Social liderada por la Alcaldía, los próximos espacios que serán intervenidos son Puerta del Sol y acceso al colegio Inem, entre otros.

Aunque no hay fecha definida, en Cabecera el urbanismo táctico está proyectado para los siguientes puntos: calle 52A entre carreras 31 y 33, calle 52 con Av. González Valencia y calle 55A.

También se ha anunciado varias veces la peatonalización de la calle 49, desde la carrera 33 a la 36.

“Hablamos del espacio público como espacio vital para la ciudad y su recuperación es fundamental para el mejoramiento de la calidad de vida y bajo esto podemos decidir si permanecemos en la ciudad o si nos vamos”, afirmó Iván Acevedo, líder del Taller Público de Arquitectura de la Alcaldía, durante la mencionada Cumbre.

El experto opina

Luis David Arévalo, expresidente de la Sociedad Santandereana de Ingeniería, considera que esta estrategia sí es buena para la sociedad, pero que es normal que la gente se oponga por la falta de cultura vial, la cual es indispensable para que también haya cultura ciudadana.

“Estoy de acuerdo (con la estrategia), porque inclusive da lugar, en ciertos sitios como Cabecera, como el mismo Centro, que son centralidades urbanas, que deben tener tránsito calmado o tránsito pacificado. Eso se usa mucho en Europa, para que la gente camine por esos espacios públicos, y recuperar el paisaje”.

Como ventajas aledañas a dicha estrategia, el experto cita la disminución de la contaminación ambiental, ya que se estimula el uso de otros medios de transporte más ecoamigables, incluido caminar.

¿Qué se debe hacer entonces para que la ciudadanía no se oponga y surta los resultados esperados?

“Hay que socializar estos temas con las comunidades (…) y llamar la atención sobre el calentamiento global (…) Tenemos que migrar a un transporte mucho menos contaminante, para mejorar el medio ambiente”, puntualiza Arévalo.

 

 

 

En cifras

 

28

parqueaderos hay en los barrios Cabecera, Sotomayor, Bolarquí, El Prado y El Jardín, según el sondeo más reciente de esta Redacción.

$368.858

es el valor de la multa mínima que deberá pagar si le instalan un cepo a su vehículo.