Menú de categorías

| Mar 1, 2019 | Nuestra Gente, Portada

Una promesa de la literatura santandereana que triunfa en España

La mayor inspiración de Daniel han sido los recuerdos y enseñanzas que le dejó su abuelo materno originario del municipio del Socorro, Santander. – Suministrada / GENTE DE CABECERA

Por: Edward Grimaldos Gómez

Con tan solo 25 años, Daniel Montoya Aguillón se consolida como una de las grandes promesas de la escritura santandereana.

Este bumangués, egresado del programa de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, siempre ha demostrado un interés especial por las letras. Por eso, dentro de su trayectoria profesional destaca uno de sus trabajos como periodista en Bogotá, en el que cubrió temas políticos y de conflicto armado del país.

Sin embargo, hace poco más de dos años sintió que era momento de retomar aquel gusto por la escritura creativa, que en su adolescencia lo inquietaba.

“Desde niño siempre me gustó el mundo de la literatura, pero le tenía mucho respeto. Por esa razón también me daba un poco de miedo atreverme a escribir, porque pensaba que tal vez no podría hacerlo de la mejor manera”, expresó Daniel.

Fue por eso que en 2016, impulsado por el deseo de cambiar su estilo de escritura periodística y sobre todo de retomar aquel gusto literario de su niñez, decidió viajar a Madrid, España, para estudiar un Máster en Narrativa en la Escuela de Escritores de esa ciudad.

Durante ese proceso, trabajó en la publicación de su primer libro, una antología que reúne las mejores obras de 10 poetas jóvenes colombianos. Obra literaria que desarrolló junto al antropólogo Juan Afanador y que se publicó en España el año pasado.

“Fue un trabajo arduo de investigación en ferias, exposiciones, bibliotecas y demás, que realice junto a Juan Afanador para seleccionar y compilar los poemas de los 10 mejores autores colombianos nacidos después de las década de los años 80”, agregó el joven escritor.

Esta podrá conseguirse en Colombia, pues se expondrá en la próxima edición de la Feria del Libro de Bogotá, Filbo, que se realizará a finales de abril y principios de mayo de este año.

Otro de sus logrs tiene que ver precisamente con su experiencia como periodista y su talento a la hora de escribir, cualidades que fueron determinantes a la hora de ser escogido como docente del Máster del que hace tan solo dos años atrás era estudiante en el país vasco.

«Escribir es la forma de expresión con la que me siento más cómodo a la hora de trabajar. Me da la pausa y tranquilidad suficiente para ordenar ideas y sensaciones. Además creo que te permite jugar con el lenguaje y dotar de un sentido propio las palabras».

Mandarino, su primer poemario

“Sobre las macetas” y “Mandarino” las dos obras de poemas de Daniel, en las que participa como compilador y autor respectivamente, se lanzaron en España y espera que lleguen pronto a Colombia. – Suministrada / GENTE DE CABECERA

Uno de los mayores logros de Daniel es su más reciente poemario “Mandarino”.

Un libro que empezó a escribir a finales de 2016, justo cuando comenzaba su master en escritura y que fue desarrollando gracias a los conocimientos que aprendía en él y en el Taller de Poesía que dicta el poeta español Luis Luna.

Este libro recoge 43 poemas escritos por el santandereano y se basan principalmente en las experiencias y enseñanzas que su abuelo, Isidro Aguillón, un campesino originario del municipio de Socorro, Santander, le transmitió durante su niñez y adolescencia.

“Mandarino es un homenaje a mi abuelo después de su muerte. Él siempre fue una persona que me quiso mucho a pesar que no hacía público ese sentimiento. Así que con mis poemas rescato muchas cosas que me enseñó, experiencias y sentimientos. Es una forma de recuperar aquellas conversaciones que nunca tuvimos”, señaló el joven poeta.

El escritor que realizó el lanzamiento oficial ayer en el Centro de Arte Moderno de Madrid, bajo el sello de la editorial española Amargord, espera poder dar a conocer su trabajo en su región como un homenaje a los campesinos santandereanos.

“Sería ideal poder exponer el libro en una próxima feria literaria en Colombia. Por ahora estamos trabajando con el lanzamiento acá en España y ya próximamente que visite mi país miraremos las posibilidades”, completó el poeta.

El nombre ‘Mandarino’ surge a raíz de la abundancia de este árbol frutal en la finca de su abuelo y de los recuerdos que Daniel tiene sobre cómo él le enseñó a cortar las mandarinas del tallo “sin dañarlas”.

Un futuro prometedor

La familia de Daniel asegura sentirse muy orgullosa de sus logros y siempre lo han apoyado en las decisiones que ha tomado durante su trayectoria profesional. – Suministrada / GENTE DE CABECERA

Este bumangués reconoce que su camino en la literatura apenas está empezando. No obstante, su mayor anhelo es convertirse en referente literario en el ámbito internacional.

Por eso desde ya está trabajando en lo que será su próxima publicación, una novela, inspirada también en su experiencia de trabajo comunitario en un pueblo de los Montes de María, en Colombia.

“Su novela “Un pueblo llamado Nerveti” fue también su proyecto de grado del máster. Ya está casi lista, y está siendo revisada por una editorial para ser publicada”, agregó su mamá Amanda Aguillón, quién asegura sentirse la madre más orgullosa del mundo.