Menú de categorías

| Feb 25, 2011 | Columnistas

Una vivienda digna

 

Gilberto Camargo Amorocho. columnista de GENTE

Gilberto Camargo Amorocho

Una vivienda digna nace de un proceso técnico a escala humana, creado acorde a las necesidades del cliente en todos sus componentes mentales y corporales.

También se busca que el usuario sea parte del proceso de diseño y construcción, que el diseñador tenga en cuenta desde sus medidas antropométricas, número de personas, tipo de acomodación, defensa del derecho a la intimidad y características del amueblamiento.

Biológicamente todos los humanos generamos condiciones vitales que deben influir en las formas, como son los volúmenes de metros cúbicos por hora en los siguientes aspectos: vapor acuoso al transpirar, en reposo o en movimiento, gas carbónico al respirar, demanda de oxígeno, 25 decibeles de ruido para dormir y 15 metros cuadrados de áreas verdes por habitante.

Por esto invito a los responsables de edificar viviendas de interés social y constructores de empresas privadas a comprender que mejorar la vivienda es parte de un proceso humano que está en permanente evolución.

 

 

 

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*