Menú de categorías

| Oct 4, 2013 | Columnistas

¿Dónde está el alcalde?

GENTE DE CABECERA

GENTE DE CABECERA

Daniel Quintero

Había llegado a la Feria de Bucaramanga que se realizaba del 13 al 22 de septiembre de 2013. Al llegar al parque San Pío encontré que se estaba inaugurando el certamen Puro Sabor Social, con 80 restaurantes presentando lo mejor de sus platos para la temporada.

Pregunté a una agente del orden ¿dónde estaba el señor alcalde? Al instante, un joven de mediana estatura a quien todos le decían Lucho me respondió: “El Alcalde soy yo…”.

Le extendí mi mano y con la fórmula social de mucho gusto le dije que era un placer saludarlo como turista que venía de la ciudad de Tunja.

Pero, como por arte de magia, en el preciso momento de darle mi impresión desalentadora por el mal trato que se le estaba dando al parque más enigmático de la Ciudad Bonita, ahora pisoteado en sus prados por miles de comensales y contaminado por el humo y el carbón de los asados, un señor desconocido que pasaba por allí me abrazó y me dijo: “Hola Agapito, mucho gusto de verlo…” me desorientó y cuando volví a continuar con el diálogo, ya el alcalde había desaparecido.

Quedé con el sinsabor de no haber podido sugerirle a la primera autoridad de Bucaramanga construir un gran centro gastronómico al estilo de las zonas de comidas de los centros comerciales, para ofrecer al pueblo el derecho a la diversión sin deteriorar los parques que con tanto esfuerzo la comunidad viene conservando, ni incomodar a los dueños de apartamentos que año tras año pagan impuestos, para poder vivir tranquilos y con calidad de vida.

Pero también tuve la satisfacción que personas extrañas a mi hábitat, en otra ciudad, me llamaran Agapito, mi seudónimo de escritor, dando la idea que identificaban mi fisonomía, gracias a la fotografía publicada en la página www.danielqt.com donde quizá estaban leyendo los cuentos y crónicas sociales… esto sí era realmente el puro sabor de las comunicaciones por internet.