Menú de categorías

| Oct 12, 2012 | Periodista del Barrio

A oscuras la circunvalar 36A

Esta es la circunvalar 36A entre 104 y 105, límite entre Floridablanca y Bucaramanga.

Esta es la circunvalar 36A entre 104 y 105, límite entre Floridablanca y Bucaramanga. (Foto por Tatiana Celis) 

La avenida circunvalar 36A, la calle ciega que circunda los conjuntos Balcones de la Colina y Altos de la Pradera, pide a gritos iluminación.

“Ya vamos a cumplir tres años de estar pasando peticiones a un lado y otro y no recibimos una respuesta. El problema que tenemos es que muchos se tiran la pelota argumentando que este sector no les pertenece, pues es límite de Floridablanca y Bucaramanga, pero ya se pudo constatar que es Floridablanca”, manifestó Jazmín López Valdivieso, administradora del conjunto Altos de la Pradera y quien por más de 3 años trabajó en lo mismo en Balcones de la Colina.

Los problemas que se desprenden de la falta de luminarias en esta vía ‘ciega’ son graves pues ya han presenciado casos de robos a mano armada y hasta intentos de violaciones a mujeres.

“No se trata de aterrorizar pero es la verdad. A la falta de luz se le añade que a veces en esta vía, en la noche, parquean furgones y busetas que permiten a los ladrones esconderse para luego salirle al acecho a sus víctimas”, añadió la mujer.

Aunque ella ha pasado peticiones a la Alcaldía de Floridablanca, a Alumbrado Público y a la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, solo estos últimos atendieron el llamado pintando señalizaciones en el pavimento de ‘prohibido parquear’ para evitar lo de los carros grandes estacionados allí… pero nada más se ha logrado.

Así se ven las noches a la salida de Altos de la Pradera.

Así se ven las noches a la salida de Altos de la Pradera.