Menú de categorías

| Jun 18, 2010 | En estas calles

Urbanista propone ampliar andenes de la 48

Una cuidad con andenes amplios, y con variedad de parqueaderos y de vías. Esa es la Bucaramanga que todos sueñan por estos días en que los trancones, los pitos y los comparendos por mal estacionamiento se toman a la capital santandereana. Pues mientras las autoridades locales encuentran una solución al dolor de cabeza que produce movilizarse, el arquitecto Antonio José Díaz Ardila propone un proyecto que por lo menos permitiría caminar con más tranquilidad por un sector de la ciudad.Se trata de la ampliación de andenes de la calle 48 entre las carreras 29 y 33. Según el experto en restauración urbanística, sería provechoso para la ciudad tomar el modelo que se adelantó entre 2002 y 2003 en el gobierno de Iván Moreno Rojas, en la carrera 33 desde la calle 56 a la 45. “La densificación implica un replanteamiento del espacio público, una unificación del andén, (de la zona verde y antejardín). No podemos permitir que no tengamos espacios para caminar, esto de tener andenes de un metro de anchos puede funcionar para un barrio como La Victoria, donde se choca con otro peatón cada media hora, pero no en un sector como este, donde hay flujo de personas constantemente”, dijo Díaz Ardila.

La propuesta que por ahora pasa por la mente del arquitecto, incluye andenes de seis metros de ancho y en otros no siendo tan optimista de cuatro. Además, copiando el modelo de la carrera 33 (del que quedó por terminar una tercera fase), sería útil la siembra de árboles con jardineras ecológicas, rampas, zonas de estacionamiento de buses, bolardos y bloqueo absoluto de los carros. “Es urgente que en la calle 48 se cambien los pisos, andenes y zonas verdes, todo es una total porquería”, dijo sobre su plan.

Cabecera, Bolarquí y Sotomayor merecen más

El experto señala que no es justo que sectores comoCabecera,Sotomayor y Bolarquí, quizá los más exclusivos de la ciudad, no tenga mejores condiciones de vida. “Es la zona de estrato más alto y la que debería concentrar la mejor calidad de vida, porque en la medida en que las zonas son más costosas deberían tener más vías, parques, jardines, arborización, menos ruido. Acá se hizo lo contrario”, explicó. El andén no es mio Díaz Ardila cree conveniente hacer una campaña en la que se le recuerde o haga saber a la gente que “no somos dueños de los andenes”. “El andén ni el sardinel son míos, son parte de la calzada. Es más, el antejardín que me escrituran es un espacio que el Gobierno puede reglamentar para su uso.

Es primordial saber que el espacio público es público y que no me puedo apoderar de ello”. Se trabaja en eso Según la Ley 397 de 1998, el Plan de Ordenamiento Territorial, POT se actualizaba cada nueve años, pero con los ajustes institucionales, deberá hacerse cada 12 años, es decir a plazos más largos. Este año un grupo de arquitectos urbanistas y profesionales de variadas áreas trabajan en la actualización del POT que regirá a Bucaramanga en los próximos 12 años. En los múltiples temas que tocan está este de la ampliación de andenes y la recuperación del espacio público.