Menú de categorías

| Oct 29, 2010 | Gente de Aquí

Un alcalde con corazón grande

Juan Diego Ramírez

Juan Diego Ramírez

La viveza la lleva en sus manos, su mente. Pero sin lugar a dudas la refleja en sus ojos cien por ciento expresivos. Jurado tiene 6 años y ya cumple con funciones administrativas, cual cualquier Fernando Vargas. Solo que sus obligaciones como alcalde de su salón de clase no implican repartición de recursos públicos, atención de quejas por huecos en las calles, solución al problema de movilidad en la ciudad y de vendedores ambulantes.Contrario a esto, el estudiante del grupo Transición C, del colegio San Pedro Claver, presenta propuestas para el mejoramiento de las relaciones entre sus compañeros, el buen estado de su salón y sus útiles escolares, y por preservar y poner en práctica los valores y principios de su institución. Como él hay muchos estudiantes que representan su salón de clases y que  cumplen con las mismas funciones.

Sin embargo Juan Diego, como uno de los más pequeñines del plantel, pensó que la fiesta de los niños que se celebra estos días sería una ocasión especial para pensar en otros de su misma generación, pero que viven en condiciones deferentes a la suya. Su obra benéfica Apoyado en sus padres, Juan Diego realizará a las 2 p. m. de este viernes 5 de noviembre una piñata con los niños del Hogar Fe y Alegría, del barrio Los Colorados, al norte de Bucaramanga.

Allí, acompañado de su ‘parcerito’ Lorenzo Mantilla, quien disputara con él la alcaldía del salón, asistirá para llevarles alegría, comida y regalos a 160 infantes de una de las zonas más vulnerables de la ciudad. “El hogar donde vamos a estar es dirigido por religiosas y pensamos que ellos nos podrían ayudar a coordinar la actividad. Los niños que llegan allí no son huérfanos, como en muchos hogares, sino que sus padres salen a trabajar y no tienen con quién dejar a sus hijos, allá se los cuidan”, expresó Luz Dary Jurado, madre del emprendedor de 6 años.

Algunas de las funciones del alcalde…

Representar oficialmente a sus compañeros en eventos culturales y sociales. Cumplir lo propuesto en su plan de trabajo Ser mediador y conciliador en los conflictos del salón en ausencia del director de grupo o profesora.