Menú de categorías

| May 4, 2012 | Nuestra Gente

Pipe, ¡el rey!

Fabio Felipe ‘Pipe’ Villabona forjó una carrera desde niño que hoy lo convierte en el primer rey vallenato categoría juve-nil, nacido en Santander.

Fabio Felipe ‘Pipe’ Villabona forjó una carrera desde niño que hoy lo convierte en el primer rey vallenato categoría juvenil, nacido en Santander.

El 24 de abril de 2009 Gente de Cabecera tituló en una de sus páginas: ‘Pipe’ quiere estar entre los grandes.

Días antes Fabio Villabona había llegado a las oficinas de este periódico junto a su hijo, Fabio Felipe, con el sueño de que muchos conocieran que un santandereano iba a participar en el Festival de la Leyenda Vallenata.

Era un reto y un compromiso grande, pues era la primera vez que el joven Pipe, de apenas 14 años en ese entonces, se subía a una tarima con tanta historia como la de Francisco el Hombre en Valledupar.

En aquella ocasión la joven promesa del vallenato en Santander dejó una grata sensación, aunque no logró estar en el grupo de finalistas (ocupó el puesto 11).

Al año siguiente, con el mismo entusiasmo y algo más de experiencia Fabio Felipe volvió a presentarse, convencido de que lograría una mejor ubicación. Y efectivamente lo hizo, metiéndose entre los seis mejores intérpretes del acordeón en la categoría juvenil.

El esfuerzo de sus padres (Fabio y Lady Estela) empezaba a dar sus frutos.

Ellos, que le inculcaron el amor por la música vallenata y que le regalaron el primer acordeón marca Hooner cuando apenas tenía 8 años, han sido sus principales bastiones.

Con esfuerzo y sacrificio le han dado a su hijo todas las condiciones para que haga lo que más le gusta: tocar, componer e interpretar el folclor nacional.

Dadas sus capacidades y cuando apenas salía de su niñez, Pipe ya había alternado en tarima con grandes intérpretes como Iván Villazón, Peter Manjarrés, Silvestre Dangond y Pipe Peláez, de quienes no solo guarda recuerdos, sino muchas fotos.

Detrás de su formación han estado otros grandes de la música como el Turco Gil, quien todas las vacaciones (así fueran de Semana Santa), lo esperaba en Valledupar para sacarle a sus manos mágicas interpretaciones.

Por eso Pipe Villabona tenía que estar para grandes cosas. Sus sacrificios y sus largas horas de ensayo que alternaba con sus estudios de bachillerato, debían tener una recompensa.

El año pasado, en su tercera participación, el novel acordionista bumangués estuvo muy cerca de alcanzar la gloria, al obtener el segundo lugar en su categoría, pero ya Valledupar y Colombia sabían que estaban frente a un futuro promisorio.

Este año, con más experiencia, con 17 años cumplidos, pero con el mismo entusiasmo que lo caracteriza, Fabio Felipe Villabona Herrera logró lo que había soñado: ser rey vallenato.

Pipe, admirador de Luis Enrique Martínez, del ‘Cocha’ Molina y de Julián Rojas, estudiante de undécimo grado del colegio Piedemonte, presentó cuatro canciones que llenaron las expectativas del jurado: Penita (merengue de Leandro Díaz); Amparito (paseo de Calixto Ochoa); Que bonita que es la vida (son de Adaulfo Herrera); y sobre todo Homenaje a Calixto (una puya de su autoría).

Acompañado de Jairo Acosta (caja) y Breiner Gutiérrez (guacharaquero y cantante), Pipe logró lo que soñó desde el 2009: estar entre los grandes.

El pasado 29 de abril Pipe Villabona fue coronado como Rey Vallenato categoría juvenil. (FOTO Cortesía El Pilón)

Fabio Felipe Viilabona, rey vallenato categoría juvenil. (FOTO Cortesía El Pilón)