Menú de categorías

| Oct 18, 2013 | ¿Qué pasa?

Estafadores ‘de alta gama’

La detenida tiene dos hijos y podría pagar una pena de 9 a 24 años de cárcel. - Suministrada Prensa Mebuc / GENTE DE CABECERA

La detenida tiene dos hijos y podría pagar una pena de 9 a 24 años de cárcel.

Quién iba a imaginar que un negocio registrado en la Cámara de Comercio desde 2010 y cuya oficina estaba ubicada en Cabecera era un laboratorio de estafas.

Ese fue el resultado de la investigación que la Sijín hizo desde junio de 2012 y que permitió esta semana capturar a una mujer, señalada de ser parte de una banda de ladrones de vehículos.

Según la Policía, aparentando ser una familia adinerada, con una vivienda en Lagos del Cacique y otra en Cabecera, esta mujer y familiares muy cercanos, entre los que hay un abogado penalista, ubicaban ventas de carros de alta gama en el sector.

En un local situado sobre la calle 56 con 27 funcionó hasta hace dos meses la compraventa. A su lado hay otros negocios de diversión. - César Flórez / GENTE DE CABECERA

En un local situado sobre la calle 56 con 27 funcionó hasta hace dos meses la compraventa. A su lado hay otros negocios de diversión. – César Flórez / GENTE DE CABECERA

Al contactarlos y hacerles saber que estaban interesados en comprar el vehículo, los integrantes de la banda invitaban a sus víctimas a sus propiedades para crear en el vendedor un parte de seguridad al saber que trataban con alguien serio.

Compraban el vehículo, daban un abono de $3 millones y entregaban un cheque para cobrar en 15 o 30 días.

“Al momento de cobrar les decían que la cuenta estaba embargada y luego se daban sus mañas para no pagar y que la víctima no denunciara”, dijo el investigador de la Sijín que lleva el caso.

Este fue uno de los casos denunciados y que prendieron las alarmas no solo para iniciar la investigación, sino para que hoy, a pocos días de salir a la luz pública la captura de la mujer, se conocieran más denuncias y se hiciera el reconocimiento de la integrante de la banda.

“Desde 2012 no volvieron a renovar en la CCB pero el saber que tenían casa y registro daba confianza para aparentar ser serios. Así hicieron varios meses en un local de la calle 56 entre 27 y 28 hasta que se fueron para Santa Marta donde pusieron una compraventa para continuar con el negocio y esconderse de sus víctimas. Pero volvieron a Cabecera retomando sus actividades ilícitas. La banda logró robarse así 50 vehículos que luego llevaban a otras ciudades.

La mujer está ahora en la Carcel de Mujeres de Bucaramanga y en su audiencia de legalización de captura no aceptó los cargos. Las autoridades estudian la manera de reparar a las víctimas y al tiempo seguir con la investigación para detener al resto de integrantes de la banda que también operaba últimamente en Barrancabermeja.

En cifras

Dato

Entre las marcas de autos que tuvieron en su poder están BMW, Ford Mustang, Jeep Rubicón, Tucson y Nativa, entre otras.