Menú de categorías

| May 9, 2014 | Periodista del Barrio

“Además de ladrón ¡mentiroso!”

La mujer denunció que el sujeto la acusaba públicamente de haber robado su propio bolsso, esto con el fin de confundir a la gente. - Tomada de Internet / GENTE DE CABECERA

La mujer denunció que el sujeto la acusaba públicamente de haber robado su propio bolso, esto con el fin de confundir a la gente. – Tomada de Internet / GENTE DE CABECERA

Mercedes B. / Periodista del Barrio

Como residente en el barrio Bolarquí quiero informar una situación de intento de robo de la que fui víctima el martes 22 de abril en la tarde, en la calle 52 arriba de la carrera 33.

Un hombre de aproximadamente 60 años, algo calvo, se abalanzó sobre mi bolso a quitármelo y empezó a gritar: “ladrona, ladrona entregue la billetera que me robó”, forcejeaba todo el tiempo tirándome el bolso para quitármelo.

Yo toda sorprendida le decía: “Señor yo no soy ninguna ladrona, otra persona lo debió robar, yo no”… y el tipo seguía forcejeando duro mi bolso.

Caminaba hacia atrás dándole explicaciones, asustada por lo sucedido y en ese forcejeo me caí al piso de espaldas sosteniendo duro mi bolso.

Cuando estaba en el piso el tipo se hizo el que agarraba una billetera del piso y dijo: “¿ve que sí tenía la billetera? ¡Ladrona!” y empezó a hacer que abría la billetera y ver qué plata le faltaba.

Enseguida me di cuenta de que andaba con otro tipo que fumaba y hablaba con él y al tiempo miraba a todo el mundo a la calle diciendo “esa es una ladrona”.

Mientras yo seguía en el piso la gente se aglomeró y él seguía diciendo ¡cójanla, fue muy humillante! Como pude desde el piso le decía yo: mire las cámaras a ver quién es el ladrón. Luego me levanté y avancé hacia el Banco BBVA que era mi destino y no supe qué pasó con los tipos… La gente seguía mirándome y seguramente creyendo lo que el tipo decía.

Por fortuna no me dejé robar mi cartera pero hago esta denuncia porque quisiera que más gente de Cabecera esté advertida sobre estos tipos y su modalidad de confundir a la gente para hacerse pasar de víctimas y quizá, en medio de ese gentío y algarabía robar a quien esté distraído.

Estuve tratando de llamar al CAI de San Pío y de Sotomayor pero no contestan. La Policía puede verificar en las cámaras que hay en la 52 y ver cómo ocurrió el incidente, pues yo estaba vestida con una blusa negra, un pantalón fucsia, llevaba un bolso negro y una sombrilla amarilla.