Menú de categorías

| Jun 20, 2014 | Nuestra Gente

Pese a precios altos en Brasil, Lenin se goza el Mundial

Lennin Pardo junto a sus amigos, minutos previos al encuentro Colombia – Grecia

Lennin Pardo junto a sus amigos, minutos previos al encuentro Colombia – Grecia.

Seguimos en contacto con los bumangueses que disfrutan en Brasil de la Copa del Mundo.

Algunos como Lenin Pardo, quien está allá desde el 11 de junio, nos contó que aunque el choque ha sido grande por los precios elevados, el ambiente futbolista lo repara todo.

“Es increíble, se encuentra gente de absolutamente todo el mundo. No sólo de los países que participan en la copa del mundo, sino de muchos. Se integra el gusto por el fútbol, el sentimiento de apoyo al país y el amor a su patria. Estuve en Belo Horizonte y el comportamiento estuvo bien, con un ambiente de camaradería entre nosotros. Respecto a lo que más me ha gustado hasta ahora es que el fútbol une a todas las naciones del mundo. Uno siente que es un protagonista de la historia por el regreso de Colombia y por el desempeño que tenga”, narró este santandereano

También nos compartió que muchos están aterrados por los precios de comidas y hoteles, por ejemplo que un almuerzo ‘corriente’ puede costar entre 30 y 60 mil pesos y un sándwich de 15 a 20 mil pesos y por supuesto en los aeropuertos es todo mucho más costoso.

Él hace parte de los colombianos que por su cuenta hicieron el viaje.

“Alquilamos un apartamento en Río de Janeiro y de acá vamos y volvemos a los partidos que queremos ver. Todo organizado por nosotros mismos. Es más económico que por tour, además organizas a tu medida”, contó.

Sobre la venta de licor nos compartió que una cerveza cuesta alrededor de 5 mil pesos colombianos.

“No hay mucho control sobre el licor. Aunque creo que también depende de la nacionalidad, porque los alemanes, irlandeses, holandeses y colombianos, creo que beben más que los demás”.

Aunque Lenin tenía boletas par el partido Colombia – Japón, en Cuiabá, no estaba seguro de asistir.

“Al de Brasilia sí, pero al último no sé, Cuiabá es una ciudad en crecimiento y no ofrece muchas opciones no frecuencias tanto de vuelos como de hospedajes y eso nos preocupa”.