Menú de categorías

| May 7, 2010 | En estas calles

Vecinos de La Floresta se unen por el amor a las mascotas

Hace cuatro años, Cecilia Carreño recibió un gran regalo de Navidad. Ese 24 de diciembre de 2006, camino a la Mesa de los Santos, para visitar un albergue canino, recibió la noticia que una pequeña perra de raza french poodle, estaba abandonada en una estación de gasolina cercana a dicho albergue, y que el pequeño animal estaba a punto de dar a luz.

Impulsada por el amor que siempre le ha profesado a los animales, acudió presurosa al rescate de la que hoy es su mascota y el can más popular de todo el barrio La Floresta. Cecilia decidió que la pequeña mascota se llamaría Vicky Sofía. Ese profundo amor sería el inicio para una campaña de ejemplo que hoy se desarrolla en el barrio La Floresta. Varios vecinos se han unido a la campaña, que inició Cecilia y que busca hacer de este barrio un ejemplo de cultura ciudadana para Bucaramanga.Narra Cecilia que ante de necesidad de organización en el sector y la implementación de alternativas que generaran mayor conciencia sobre el cuidado de las mascotas, decidió un día realizar algunos avisos y ubicarlos en puntos estratégicos del barrio. Cuan grande sería la sorpresa para ella y algunos vecinos, que esta pequeña pero gran idea, empezó a tener eco en gran parte de la comunidad y hoy, según narran algunos vecinos el 95% de quienes tienen mascota y pasean con ella por La Floresta, han asumido la cultura de sacarlas con la respectiva bolsita.

Campaña directa

Sin conocer mucho del tema, Cecilia, decidió realizar esta campaña que ha despertado en muchos, la conciencia de construir convivencia, sabiendo que el tener una mascota implica no sólo una responsabilidad con ella, sino también con el ambiente que la rodea. Los más agradecidos con esta actividad son los vecinos de la carrera 49 con calles 63 y 65, quienes manifiestan que por ser la última calle, muchos anteriormente caminaban con su mascota hasta algunos espacios verdes de la zona y nunca recogían los desechos de las mascotas, así que producían un fuerte olor en los apartamentos. Así mismo, los caminantes de Pan de Azúcar, quienes utilizan con regularidad esta vía para los andares de fin de semana.

Tal ha sido el impacto, que incluso vecinos del sector ya contemplan la posibilidad de ubicar canecas especiales sólo para depositar los excrementos de los perros e incluso hablan de un dispensario de bolsas para la recolección.

Comentarios

  1. yimiz dice:

    felicitar a la señora cecilia, y que Dios la bendiga y claro que esta campaña es muy interesante!

    1. ELKIN dice:

      se requiere con urgencia sancionar a los dueños de mascotas que no estan pendientes de los escrementos, ya que es imposible la buena convivencia, ademas muchas casas optan por colocar rejas para que los animales no se hagan en los prados, y asi se ven feos los barrios. ojo ciudadania estemos pendientes de los dueños de animales, si los quieren tanto que los cuiden y colaboren con las calles y prados de bucaramanga

  2. Margarita Botero dice:

    Doña Cecilia la felicito por su empeño en esta campaña, que chevere que en mi barrio la gente hiciera lo mismo dejando a un lado los rencores y envidias. En varias ocasiones hemos tocado el tema pero nunca prospera. Los que tienen mascotas grandes simplemente los echan a la calle y ya se imaginara.