Menú de categorías

| May 27, 2011 | Punto de Vista

Pico y placa muy debatible

Fabio Eduardo Peña, Editor GENTE

Fabio Eduardo Peña, Editor GENTE

El gobierno municipal de Bucaramanga deberá reconsiderar la medida del pico y placa, especialmente en cuanto al tema de la restricción en entre Provenza y la Puerta del Sol.

Según la medida, se busca descongestionar y al mismo tiempo incentivar el uso de otras vías.

Sin embargo  ¿cuáles vías?

Para quienes residen en Cabecera y la comuna 12 tal vez la medida no resulte tan lesiva. Pero para quienes habitan Cañaveral y sus alrededores, así como Ruitoque, se convertirá en un elemento que llevará a un derroche de gasolina y de tiempo.  Hice el ejercicio de intentar llegar desde el sur hasta Cabecera con el nuevo pico y placa y la verdad es un martirio.

Del trancón de la autopista se pasa al embotellamiento de Neomundo y de allí se puede escoger entre meterse al nudo de la carrera 33 o la González Valencia.

En fin, es un trayecto tormentoso que muchos residentes del sur tendrán que soportar.

Por otro lado, si se quiere llegar al centro habrá que tomar Provenza, conectar con Diamante y de allí a la vía a Girón, en un recorrido que incrementa en kilómetros y pesos el diario vivir.

¿No será mejor pensar en otras alternativas?

Ya algunos candidatos a la Alcaldía están proponiendo planes de movilidad con pico y placa sectorizado y adecuación de rutas de buses que permitan mayor movilidad de los vehículos particulares.

Además, no cabe duda falta que cultura ciudadana e imposición de autoridad en los casos de vehículos mal estacionados.