Menú de categorías

| Jul 15, 2011 | Nuestra Gente

Un bumangués que trabaja por África

Adrian Arnulfo Rueda Torres, desde hace 5 años trabaja con una empresa española que se mueve por varios puntos de Europa, África y Asia.

Adrián Arnulfo junto a su esposa y sus dos hijos, a quienes ve más o menos cada 6 meses.

Estar lejos de casa resulta en ocasiones es una experiencia además de enriquecedora, complicada y más si se encuentra en un continente tan lejano como África.

Es quizá lo que le sucede a Adrian Arnulfo Rueda Torres, quien desde hace 5 años trabaja con una empresa española que se mueve por varios puntos de Europa, África y Asia.

Desde Barra do Dande, en Angola, en la África subsahariana, este ingeniero civil de 36 años le contó a Gente de Cabecera parte de su experiencia en ese país.

¿Qué hace en territorios tan lejanos?

“Soy ingeniero civil de la Universidad Industrial de Santander y trabajo con la empresa Makiber Dragados Industrial, una multinacional española que trabaja en la gestión internacional de proyectos integrales de equipamiento y servicios, en los sectores de la salud y la educación”.

¿Y cuál es su cargo en este trabajo?

“Me desempeño como el jefe de obra del Hospital Municipal Barra do Dande”.

¿Qué destaca de su estadía en un país lejano?

“Conocer otras culturas, diferentes formas de trabajar, hacer algo productivo por este país, aprender cada día que pasa de las situaciones y gente con que uno comparte. Laborar con personas europeas, africanas, asiáticas, centroamericanas y sur americanas es un gran intercambio multicultural”.

¿Y cómo ve el país en el que trabaja?

Este ingeniero civil de 36 años le contó a Gente de Cabecera parte de su experiencia en ese país.

Movilizándose en tierras africanas.

“Angola tiene un desenvolvimiento rápido, está creciendo en infraestructura y su economía está en auge. La gente está en su proceso de olvidar la guerra civil que hace 6 años agobió al país. Hay que destacar también su constante apoyo a la paz interna, el carisma de su gente, el querer aprender a hacer algo ante el esfuerzo de vivir sin servicios públicos”.

¿Cómo evalúan su trabajo allí?

“Nuestra mano de obra colombiana es muy apetecida en otros países, por su inteligencia, empuje, fortaleza, sabiduría, entrega y ganas de trabajar y salir adelante. Esto es algo que hay que destacar”.

¿Qué extraña de Colombia?

“Nuestro país y ciudad son maravillosos y junto con la familia nos dan esa energía para poder seguir adelante ante la imposibilidad de poder compartir solo un segundo de su compañía, disfrutar un almuerzo dominguero con las personas que más queremos,

Lo que más extraño es mi familia, a mi esposa María del Pilar Vargas Pinto y a mis hijos Santiago y Manuela.

Disfrutando de la diversidad de fauna de África.

 estar en los momentos más difíciles y dar apoyo a los que lo necesitan. Son cosas que para nosotros los trabajadores expatriados es imposible, es por eso que yo siempre digo: disfruten lo que tienen, aprovechen cada minuto de la vida: el compartir con su esposa, hijos, padres, familia y amigos, porque el tiempo no se recupera y corre muy rápido. Pero lo que más extraño es mi familia, a mi esposa María del Pilar Vargas Pinto y a mis hijos Santiago y Manuela que tiene apenas nueve meses, aunque trato de ir seguido, es inevitable no extrañarlos”.

¿Hay más colombianos trabajando con usted?

“Sí, tratamos de sentirnos en Colombia, nos reunimos para hacer un asado, sancocho, mute y preparamos comidas típicas de nuestro país. Buscamos por todos los medios encontrar más colombianos y cuando lo logramos pareciera que los conociéramos hace tiempo, porque es difícil, pero no imposible, hacer verdaderos amigos”.

Adrian Arnulfo Rueda Torres

Compartiendo con los residentes de Barra do Dande y su particular medio de transporte.

¿Qué les dices a los jóvenes que aspiran a terminar su universidad y trabajar en el exterior?

“Para quienes de una u otra forma quieren salir adelante, que mantengan su meta, que coloquen en su mente hasta dónde quieren llegar y se esfuercen siempre con

responsabilidad, estudiando, aprendiendo y sobre todo aceptando y respetando las personas que tienen al lado”.

Así se vive una fiesta en Angola…

En un relato personal, Adrián Arnulfo narra cómo vivió una fiesta en Barra do Dande, en Angola. “Hace una semana fui invitado a la celebración del cumpleaños del esposo de la administradora del pueblo donde estoy, la acepte y con mucha puntualidad llegué al evento que comenzaba a las 12 m del sábado (hace una semana).

En un relato personal, Adrián Arnulfo narra cómo vivió una fiesta en Barra do Dande, en Angola.

Con los trabajadores de la obra en Barra do Dande, Angola.

La sorpresa me la he llevado cuando llegue al sitio donde vivía el homenajeado y me di un festín de ojo mirando las naves de carros que tenía en este señor: Hummer H3, Hummer H2 typo Pick Up, BMW m3.525, Toyota Sequoia V8 (la última), Tucson, Mazda BT-50, Nissan Armada, Land Rover (normalita), Land Rover supercharger, Toyota Prado, Camioncillo Marca Hyundai, Camaro Rojo, Toyota Corolla (el del gasto me imagino) y una L200 Mitsubishi turbo Intercooler.

“Bueno, la admiración me dio luego, cuando vi la casa, la vi en bloque de cemento, sin luz, sin agua y de lo más normalita en Bucaramanga en un estrato 1 y un poco más bajo. “Claro está que en este país de las maravillas cualquier cosa pasa y estos señores manejan grandes cantidades de dinero (U$) y no les importa derrocharlo en lo que sea, pero su forma de vivir y sus condiciones dan mucho que desear ante tanto lujo en carros.

“Empezó la celebración desde las 12:30 pm y comenzaron a sacar comida hasta las 10:00 pm pero eran por cantidades exageradas: carne de cabro, carne de venado, carne de vaca, carne de casa, carne de conejo, cerne de gallina, carne de pollo, carne de cerdo, arroz blanco, arroz con pollo, ensaladas dulces, ensaladas de vegetales, yuca ñame, batata dulce, papa, plátano, maíz dulce, pescado, langostas, bacalao en natas, purés de colores y sabores, pastas, pastas con pollo, funge de bombo, funge de milho, molió de carne, molió de calulu, molió de pacaça y molió de tomate con quiabos, entre otros platos. “En fin, eran cuatro mesas completamente llenas y la gente solo se llenaba, comía, tomaba y volvía a comer.

Comidas más tradicionales de Angola

Gusanos sofritos en cebolla y tomate con picante.

“Pregunté y me dijeron que esto era tradición aquí, comer a toda y beber a toda en las celebraciones, pues ‘mañana no sabemos si vamos a comer’. Y de beber ni se diga: gaseosa nacional, gaseosa importada, Cuca Cerveza, Súper bock, Heineken, Sagres, eka, agua mineral, vino tinto (conté 20 cajas), vino blanco (5 cajas), Marufo, Caparoto, güisqui importado, aguardiente portugués y aguardiente de banana, entre otras bebidas. “De los bolos, pudines, tortas y ponqués que había como 10 entre todas estas, me gustó muchísimo un bolo de chocolate.

“Luego, empezaron a aparecer las comidas más tradicionales de Angola entre ellas los catatos, que son una especie de insecto y se come frito.

También había gusanos de los gordos de imbondeiro, no los probé, me hice el pingo porque estaban vivos y veía como se movían de adelante hacia atrás como una oruga (parecían los gusanos de la mosca en la guayaba pero de tamaño súper familiar y grandísimo un poco más pequeño que una curuba).

También había gusanos de los gordos de imbondeiro, no los probé, me hice el pingo porque estaban vivos.

Estos son los gusanos que se movían, vivos a la hora de comérselos.

También había gusanos sofritos en cebolla y tomate con picante, fue de estos que comí, me gustaron, pues como estoy acostumbrado a comer hormigas, me ofrecieron y sin pensarlo dos veces me los metí a la boca y empecé a comer. Me comí como cinco y la gente me miraba extrañada porque pues esto es como un tabú para ellos.

Comentarios

  1. Muy interesante todos sus reportajes es maravilloso que haya colombianos en una region remota, enseñando al que no sabe. Que Dios lo bendiga y percevere en esa sagrada mision

    1. Francisco ZUa dice:

      Bom dia, boa tarde ou boa noite.

      Antes porem gostaria de saber sobre a tua saude e dos seus Familiares
      chefes.

      envio-te varias vezes Email e não me contesta não sei se o correio que eu tenho esta errado.

      esto com muitas saudades suas dos velhos tempo e confeço sinceramente que foste para mi um pai,Irmão e amigo aprendi tantas coisas com vc.

      Li toda tua reportagem e fiquei com muito Orgulho de ti chefe, espero um dos dias Trabalhar e conviver com vc.

      muito mais muito obrigado por todo que me ensinaste.

      Um Salud…..

      Francisc Zua Vunge
      Residente em Angola,
      Luanda

      N. 924-07-60-10

      franciscojonilson87@hotmail.com

  2. Doctor Tolito dice:

    A pesar de que la critiquen por tener a pirapiedras y deliencuentes que aprovechan las instalaciones de la universidad para delinquir, la UIS siempre ha sacado la cara por Santander.
    Un ejemplo es este egresado que lleva por el mundo el buen nombre de la UIS
    Por que en la UIS no basta con pagar la matrícula para que le den a usted el título, allá hay que estudiar en serio.
    Felicitaciones Adrian