Menú de categorías

| Oct 18, 2013 | Columnistas

Los desafíos de Bucaramanga

GENTE DE CABECERA

Gilberto Camargo Amorocho

Por Gilberto Camargo Amorocho

En reciente reunión de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, sobre el gran aporte del sector de la construcción en el PIB, el conferencista preguntaba a los asistentes sobre cuáles serán los desafíos de esta ciudad.

Muchos dieron variados puntos de vista y se habló hasta de la escogencia de candidatos idóneos para manejarla.

Pero la ciudad no solo se debe ver desde los dueños de la tierra, es básico que todos participemos en la construcción de ese norte.

Bucaramanga debe verse desde los peatones, exigiendo sistemas de control de movilidad y garantía para caminar; igual desde los minusválidos, facilitando la construcción de andenes, rampas y accesos a sitios públicos.

La visión desde los niños nos invita a evaluar cómo estamos en recreación y seguridad, desde los ancianos, incluido el acatamiento a la norma mundial de los 15 metros cuadrados en zonas verdes, hasta los artistas pues este gremio sí que tiene que aportar con su estética, creatividad, la ciudad de las visuales, murales, obras de arte y cultivo de imaginarios.

Otros que pueden aportar son los escritores. Ya hay en las grandes ciudades la ‘Guía literaria urbana’, una mezcla de historia y literatura, y fragmentos de obras con reflexiones personales de los autores dando una visión diferente.

La construcción de ciudad es un proceso constante y creciente en el que intervienen muchos agentes, unos más especializados que otros.

La ciudad entera es una construcción cultural, en ocasiones, a pesar de sus constructores.

No se trata de la construcción material de los espacios urbanos, sino también la construcción mental del ciudadano, que reconoce su ciudad a través de imágenes y encuentra en ellas rastros del pasado… la memoria.