Menú de categorías

| Mar 7, 2014 | Nuestra Gente

“Gestionar ayudas para enfermos, un desafío grande”

Suministrada /GENTEDECABECERA La misión de ‘Desafiando el presente’ es orientar y acompañar a personas en situación de riesgo, con discapacidad y con derechos vulnerados hacia su inclusión social a través de programas de promoción, prevención, protección y tratamiento especializado.

La misión de ‘Desafiando el presente’ es orientar y acompañar a personas en situación
de riesgo, con discapacidad y con derechos vulnerados hacia su inclusión social
a través de programas de promoción, prevención, protección y tratamiento especializado.Suministrada /GENTEDECABECERA

Retan el hambre, retan las dificultades, retan la falta de recursos… retan un ‘no’ como respuesta.

El día a día de quienes decidieron tomar su cruz y pedir ayudas para los más necesitados está lleno de estos retos.

Eso es lo que les sucede a William Gómez y Jonatan Ardila, quienes hacen parte de la Fundación Desafiando el Presente, encargada de ayudar a quienes llegan de diversos municipios del nororiente colombiano a continuar con sus tratamientos médicos en el Hospital Universitario de Santander.

Su tarea diaria de tocar las puertas de empresarios para pedir ayudas económicas o en especie para mantener en pie el hogar de paso Manos Amigas, no es nada fácil.

“Iniciamos la campaña de buscar quiénes nos donen $20 mil mensuales y ha sido difícil, los gerentes de grandes empresas se cierran a que no tienen dinero. Nosotros lo único que decimos es que no nos crean el cuento, sino que vayan hasta el albergue y comprueben la realidad de cientos de familias que no tienen dónde dormir, comer y recuperarse cada vez que vienen a un tratamiento (de cáncer, de control de VIH y a víctimas de quemaduras)”, explicó William.

Explicó que agradecen las ayudas en mercados, camas, colchonetas, sábanas, cobijas, pañales y medicamentos, sin embargo reiteró que también es necesario el dinero en efectivo.

“Si alguien desea ayudarnos a pagar la factura del servicio de energía, bienvenido sea. Pero es necesario pagarle a la señora que les prepara los alimentos a estas familias, la misma que hace aseo. También los familiares de los enfermos muchas veces deben correr con gastos con los que no contaban, que fotocopias, que autenticaciones, que vaya a hacer un Derecho de Petición, que vaya a la Defensoría del Pueblo, eso requiere dinero, incluso para transporte, pues muchas veces, como no son de aquí, se han perdido en la ciudad”, reiteró.

Aunque su labor humanitaria solo ha sido escuchada por uno que otro empresario y dos parroquias, esperan más, como es el caso de medicamentos para el cáncer.

“Muchas familias han tenido enfermos que tristemente ya fallecieron y les quedó esa medicación. Esta puede servir para aliviar el dolor de otros que también llevan la carga de un cáncer”.

Ayudas

Si desea hacer alguna ayuda comuníquese con los teléfonos 6382933, 350 8406877 o 317 6898188 o ingrese a la página en Facebook Desafiando El Presente.