Menú de categorías

| May 23, 2014 | Nuestra Gente

Sobre ruedas conocen los paisajes de Santander

Un grupo de ciclistas, entre ellos seis mujeres, recorren el departamento los fines de semana como una forma de ejercitarse y apreciar la belleza de nuestros paisajes.

Un grupo de ciclistas, entre ellos seis mujeres, recorren el departamento los fines de semana como una forma de ejercitarse y apreciar la belleza de nuestros paisajes.

Lo que hace año y medio empezó como un paseo entre 12 personas se convirtió en un compromiso dominical entre más de 50 ciclistas.

Se llaman Bielas Bike Group y son un grupo de incansables y retadores deportistas que surgieron gracias al empeño que Álvaro Sarmiento, Carlos Becerra y Jorge Zabala le pusieron.

Aunque la mayoría de rutas que hacen son de alta exigencia física, esto no es un impedimento para que un reducido grupo de mujeres se hayan unido.

Se trata de Yuly Paulín Avendaño, Yuly Rangel, Claudia Villamizar, Nancy Adarme, Johana Rodríguez y Yuly Millán… resumido en ocasiones como ‘las bielas bike’ o ‘las yulis’.

Al igual que sus compañeros, estas hermosas mujeres le dieron un giro a su vida desde que ingresaron al grupo.

Como buenos solteros (pues la mayoría pertenecen a este estado civil) se resisten un sábado en la noche a una salida con los amigos para rumbear o tomarse una que otra copa… todo pensando en que el domingo es sagrado para su encuentro con la bicicleta.

“Ahora lo pienso dos veces para salir y trasnocharse…

“Uno sabe que si no duerme bien o si toma algo de licor se nota al otro día, no solo por la madrugada sino por el rendimiento que será muy bajo. Aunque esto lo hacemos por gusto y no por competencia, queremos disfrutarse al máximo la ruta y trasnochado es imposible”, expresó Yuly Millán, una de las integrantes y a quien este deporte le ha sentado muy bien en su apariencia física.

Las difíciles condiciones geográficas de algunos recorridos no son impedimento para detenerse, al contrario se convierten en un reto personal.

Las difíciles condiciones geográficas de algunos recorridos no son impedimento para detenerse, al contrario se convierten en un reto personal.

Retos grandes

Ir pedaleando hasta Málaga en medio de un paisaje difícil y de una carretera olvidada ha sido quizá la jornada más difícil que hayan hecho.

A esta cita fueron 30 hombres y dos mujeres y lograron llegar todos a la meta luego de 14 horas de camino.

“Parábamos en los puntos de hidratación, almorzamos y regresamos en carro, aunque algunos como Luis Alfonso Hurtado ‘El Loco’ regresaron a Bucaramanga pedaleando”, comentó Yuly.

Otra experiencia memorable fue ir hasta el páramo de Santurbán. En el primer día pedalearon hasta Matanza, allí durmieron, descansaron y al amanecer continuaron hasta alcanzar el frío que proteje los frailejones típicos de este paisaje.

“En esta ruta los niños de las veredas salían a pedirnos autógrafos, uno extraño al ver la alegría de esos niños que nos miraban pasar”.

En su lista de grandes retos superados está El Picacho (vía a Pamplona). Lo hicieron el año pasado partiendo desde Piedecuesta.

Otros destinos cumplidos sobre ruedas han sido Zapatoca, Rionegro, Berlín, Sabana de Torres, California, Suratá y Vetas.

“Santander tiene muchos lugares hermosos por conocer y solo sobre la bicicleta los podemos disfrutar. Uno en carro no se goza tanto un paseo como en cicla. Mientras vamos pedaleando hay quebradas en las que nos detenemos para darnos un chapuzón, continuamos, paramos a contemplar paisajes, seguimos en la cicla y así sucesivamente. Además no solo hacemos deporte sino que compartimos con varias personas, tanto del grupo como la que nos atiende en el camino. Es un verdadero encuentro con la naturaleza y el medio ambiente sano, descontaminado”, narró.

Son pocas las mujeres que asisten a las rutas dominicales (las más exigentes), sin embargo ellas lo hacen con gusto y pasión, mas no por competencia.

Son pocas las mujeres que asisten a las rutas dominicales (las más exigentes), sin embargo ellas lo hacen con gusto y pasión, mas no por competencia.

La invitación está abierta. Esta agrupación le da la bienvenida a quien tome la decisión de integrarse e iniciar un nuevo hábito para el fin de semana.

Por eso también hay opciones para principiantes con rutas cortas y ‘suaves’ de hora y media o dos horas, los martes, jueves y sábados. La información completa la publican a diario en su página de Facebook Bielas Bike Gropu.

“Queremos a través de este medio agradecer a quienes nos animan y hacen posible que cada domingo tengamos un encuentro nuevo, alegre y perfecto, se trata de Albeiro Sepúlveda, Álvaro Sarmiento, Jesús Medina, Jorge Zabala, miembros de Bielas Bike Group, al almacén ‘Sobrebielas MTB’, a ‘Altitud y a Wilson Valencia por programar muy bien las jornadas”, dijo Millán.

En cifras

50

personas, aproximadamente, asisten a las citas dominicales con la bicicleta.