Menú de categorías

| Nov 20, 2015 | Nuestra Gente

40 años de trabajo y buen nombre

Víctor Di Marco y su hija María Juliana son un ícono del comercio de la moda masculina en Cabecera

Víctor Di Marco y su hija María Juliana son un ícono del comercio de la moda masculina en Cabecera.

Con una venta de carteras y zapatos para dama, en un pequeño espacio del restaurante Di Marco Parrilla, doña Nena Morales sembró la semilla del comercio de la moda en el sector, hace 42 años.

Ella recibió la ayuda de uno de sus hijos a quien le pidió que manejara las cuentas de este incipiente negocio.

Sería Víctor Raúl Di Marco, que estudiaba Ingeniería Civil en la Universidad Industrial de Santander quien le apoyaría.

“A pesar de que no tenía mucha idea del tema, me involucré y me empezó a gustar”, dijo Víctor Raúl.

La venta de carteras y calzado funcionó bastante bien así que pronto la trasladarían a un nuevo local en la calle 49 con carrera 33, Pitti Bazar.

Dado que había quedado libre ese espacio en Di Marco Parrilla, Víctor Raúl decide aprovecharlo y en 1975 empezar su vida comercial con 100 pares de zapatos.

Los frutos de sus esfuerzos se vieron y apareció la idea de comprar el local de la calle 49 # 33-29, donde aún está funcionando Di Marcos.

“Una cosa trajo la otra y surgió la necesidad de camisas, luego pantalones y así fuimos completando la línea masculina que hoy tenemos. Con el tiempo abrimos y cerramos en Cañaveral. Más adelante montamos una tienda en La Quinta que hoy funciona excelentemente. Luego mi esposa se animó a emprender este camino y al cabo de unos años de trabajar con mi mamá montó su propia tienda, Margarita Di Marco, especializada en moda femenina. También logramos tener una franquicia de Lacoste en La Quinta y hace tres años abrimos Stazione Di Marco en el Cacique Centro Comercial, consolidando nuestra organización”, narró.

Dice que le encanta lo que hace y que durante estos 40 años ha aprendido mucho de un negocio que empezó de cero.

Recuerda que abrir en Cabecera, cuando la mayoría de negocios estaban en el Centro, no fue fácil.

“Cuando abrimos no había más que la Primera y Segunda Etapa. Esta zona estaba empezando y casi nadie le apostaba. El sector se desarrolló como una mezcla de vivienda, oficinas y locales, pero poco a poco fue tomando fuerza lo que llevó a construir la tercera, cuarta y quinta etapa”.

“Estudié ingeniería civil pero no me arrepiento de esto. Si volviera atrás no cambiaría esta decisión porque volvería a ser comerciante”

Su primer local

GENTE DE CABECERA

70 metros cuadrados tenía el local con que inició, pero con el paso del tiempo le fue quedando pequeño.

Adquirió entonces un local vecino aumentando otros 70 metros cuadrados. El negocio sigue creciendo y hacia 1990, se construye el edificio de 3 pisos; dos para almacén y un tercero para oficinas y costura.

Y así se encuentra actualmente, aunque con algunas modificaciones que desde el 2012 ha venido haciendo quien seguramente en el futuro será la gerente general, María Juliana Di Marco Gómez.

Este punto sigue siendo visitado por clientes de toda la vida así como por jóvenes, hijos de quienes hace 40 años iban al almacén por sus prendas. Y es además el centro de acopio de la cadena de almacenes que administran.

Otra generación

El almacén ha tenido dos fachadas con la que hoy muchos clientes antiguos se identifican

El almacén ha tenido dos fachadas con la que hoy muchos clientes antiguos se identifican.

Que sus hijos continúen al frente de lo que un día se construyó con tanto esfuerzo, es el sueño de todo pionero de una empresa familiar y este caso no es la excepción.

María Juliana, como sus tres hermanos, creció en medio de cajas y bolsas de prendas masculinas y femeninas. Recuerda que su primer trabajo fue cuando tenía 6 años y ayudaba a su papá pegando moños en los empaques de Navidad. Se volvió una experta empacadora. Luego ayudaba en la caja y en otros quehaceres.

Lo mismo sus hermanos que desde niños colaboraban en bodega, de patines, subiendo y bajando paquetes, y hasta vendiendo.

“Es una mezcla de muchas cosas. A mí me gusta la moda, las tiendas, trabajar en las estrategias que se mueven detrás de los mostradores, las reformas, capacitar a la gente. Creo que el reto principal es organizar la compañía y llevarla a un nivel corporativo que nos permita crecer. Anhelo replicar nuestros formatos en otras ciudades y ser reconocidos a nivel nacional. Sueño con que la gente desee trabajar con nosotros, porque tienen buenos ingresos, porque laborar aquí les genere una mejor calidad de vida”, comentó la joven quien hoy se desempeña como gerente de operaciones.

Para celebrar sus 40 años, se realizará mañana sábado 21 de noviembre un evento especial, abierto al público, en La Quinta local 105, de 11:00 a.m. a 9:00 p.m. Habrá rifas, promociones y regalos. El 28 de noviembre se repetirá, desde las 10:00 a.m. en la calle 49 #33-29.

Grandes cambios

Una de sus pautas de hace varios años en un periódico local.

Una de sus pautas de hace varios años en un periódico local.

“Este año hemos estado en un proceso de estrategia en la compañía, que nos ha permitido reconocer nuestras debilidades y fortalezas. Creemos que sabemos hacer bien muchas cosas de este negocio y que lograr estandarizaras y replicarlas pueden llevarnos a ser líderes nacionales.

Todas las empresas familiares tienen el gestor que exitosamente la crea y logra mantenerla por años. Sin embargo, con el paso del tiempo se hace indispensable quien siga aportando y evolucionándola… no siempre es fácil encontrar que la siguiente generación tenga interés y esté capacitada.

Y aquí está María Juliana, quien desea proyectar a otro nivel los resultados del esfuerzo de 40 años de sus padres. Entre otras cosas, estamos trabajando en un proyecto de marca propia y cada uno de los otros hijos también se está involucrando. Tratamos de reunirnos una vez al mes para que cada uno sepa cómo

El aniversario

Para celebrar sus 40 años, se realizará mañana sábado 21 de noviembre un evento especial, abierto al público, en La Quinta local 105, de 11:00 a.m. a 9:00 p.m.  Habrá rifas, promociones y regalos.

El 28 de noviembre se repetirá, desde las 10:00 a.m. en la calle 49 #33-29.