Menú de categorías

| Nov 10, 2017 | Portada, ¿Qué pasa?

Residentes piden que haya más seguridad

Vecinos de la avenida 42 subiendo a la Unab han manifestado ser testigos de múltiples atracos en la zona. - César Flórez / GENTE DE CABECERA

Vecinos de la avenida 42 subiendo a la Unab han manifestado ser testigos de múltiples atracos en la zona. – César Flórez / GENTE DE CABECERA

Diana Lucía Díaz Patiño / GENTE DE CABECERA

 

El aumento de robos en algunos puntos del sector ha sido denunciado por varios residentes, al tiempo que solicitan mayor atención de las autoridades a esta problemática.

Uno de los hechos más recientes se dio en la ruta entre Pan de Azúcar y la finca La Aurora, muy usada para caminatas ecológicas y que será parte del proyecto del Gran Bosque de los Cerros Orientales.

Ángela Jaramillo denunció que el pasado 31 de octubre allí robaron a su padre; “dos incivilizados con la cara cubierta le han quitado dinero, la gorra y nuestra amada mascota”.

Aunque su mascota fue encontrada días después abandonada y herida, “los ladrones aún no han sido atrapados por la Policía y son un riesgo para los caminantes ecológicos que van a la montaña de Pan de Azúcar, por lo que espero que mi caso sirva de ejemplo y prevención a familias con mascotas para extremar el cuidado al salir con ellas”, comentó la ciudadana afectada.

Más inseguridad

Subiendo por la avenida 42, vía a la Unab, también se ha convertido en un peligroso paso para los peatones, según las denuncias recibidas por esta Redacción.

La mayoría de casos se presenta en horas de la noche debido sobre todo a la falta de iluminación y el poco tránsito por dicha zona.

Sin embargo, Carlos Gómez, director del departamento de seguridad de la Universidad manifestó que “en ese sector sí se presentaban muchos atracos pero desde hace aproximadamente unos seis meses ha cambiado y los atracos y las quejas han disminuido sustancialmente”.

Gómez considera que esta disminución se puede atribuir a que la avenida 42 ahora funciona en único sentido, por lo que “los delincuentes que normalmente se movilizan en moto, ya no tienen la misma oportunidad de devolverse o de hacer giros para evadir a las autoridades”.