Menú de categorías

| Ene 17, 2020 | Portada, ¿Qué pasa?

Persiste el descontento por ampliación de andenes en la carrera 40

 

Las obras que se retomaron el pasado lunes 13 de enero, buscan ampliar el andén tomando espacio del antejardín de algunas casas faltantes por intervenir. – Suministrada / GENTE DE CABECERA

Los trabajos de recuperación del espacio público en la carrera 40 entre calles 46 y 48, tiene descontentos a algunos residentes del sector, quienes aseguran que esta medida es arbitraria y atenta directamente contra su propiedad.

Las obras con las que se busca ampliar hasta en tres metros los andenes de dicho sector de Cabecera, se adelantan desde finales del año pasado. Según cuenta la comunidad, la orden por parte de la alcaldía tendría que ver con el incumplimiento de dichas viviendas al Plan de Ordenamiento Territorial, POT, pues no tendrían el espacio requerido para el peatón.

Sobre el caso

Según Doris Manosalva de la Rosa, abogada y propietaria afectada, este tema había quedado suspendido en el año 2012, cuando un juez emitió un fallo de tutela a favor de los residentes de la zona, quienes se opusieron a dicha ampliación alegando que sus viviendas son consideradas como patrimonio histórico de Bucaramanga, amparados en el antiguo código de urbanismo.

Le puede interesar: Alcaldía reanudaría proyecto de ampliación de andenes en la carrera 40.

“La Alcaldía, basada en una Acción Popular interpuesta por el señor Daniel Villamizar Basto contra la casa de la señora Darelis Durán Durán, residente en la carrera 40 # 46 -121, en la que se alegaba que esta vivienda no cumplía con los requerimientos del POT, profirió un acto administrativo para ordenar la intervención de todos los andenes de la 40.

“Nosotros interpusimos una tutela alegando que no se debía aplicar el fallo de la Acción Popular interpuesta por Daniel Villamizar a todas las viviendas del sector, sino a la directamente afectada, basados en que cuando se construyeron estas casas no había POT.

Los residentes de estas dos casas aseguran que “quedarán en el aire”, pues en la intervención les quitarán sus accesos para convertirlos en andenes. – Suministrada / GENTE DE CABECERA

“Un juez falló en primera instancia a nuestro favor, pero la Alcaldía apeló y fue el Tribunal Administrativo de Santander el que falló nuevamente a favor en segunda instancia para suspender esas obras en 2012. No entendemos en qué se están basando para retomar estas obras, además la orden era en contra de una sola vivienda no de toda la cuadra”, explicó Manosalva de la Rosa, quien ha estado al frente del proceso que inició desde octubre de 2011.

Lea además: Ganaron los residentes de la carrera 40

Sobre esta denuncia, la Alcaldía de Bucaramanga aseguró que estas obras obedecen al cumpliendo con una orden judicial emitida por un juez.

“La tutela suspendió las obras hasta tanto no existiera un acto administrativo que disponga la intervención en la recuperación del espacio público en dicho sector o se produzca una orden judicial en tal sentido. Y efectivamente, a través de la Acción Popular con radicado 2004–1396 interpuesta por Daniel Villamizar, el Tribunal Administrativo de Santander ordenó que se cumpla la recuperación del espacio público en la carrera 40 entre calles 46 y 48”, explicó un funcionario de la secretaría de infraestructura de Bucaramanga.

Las afectaciones

Propietarios de las viviendas en las que se realizó la intervención denuncian pronunciados desniveles que les impide ingresar sus vehículos al garaje de su vivienda. – Suministrada / GENTE DE CABECERA

Aunque una de las aceras ya fue intervenida, la comunidad denuncia falencias en los trabajos que estarían dificultando el acceso a su vivienda.

“A mi vivienda, además que le redujeron notoriamente el antejardín, le dejaron un desnivel muy pronunciado con el andén, por lo que no puedo ingresar mi vehículo al garaje. Además, algunos acabados que tenía fueron intervenidos y no se dejaron igual”, comentó Yolanda Landino, una de las afectadas.

Aseguró que intentó hablar con la firma contratista pero le advirtieron que era ella quien debía asumir de su bolsillo los arreglos necesarios.

“Ellos me dijeron que eso me correspondía arreglarlo a mi porque ya era parte de mi propiedad privada. Yo coticé y los arreglos son muy costosos, entonces intentaremos nuevamente llegar a un acuerdo, de lo contrario tendremos que optar por medidas legales”, comentó.

Lea además: “En la carrera 40 vamos a dar la pelea”

Por su parte, Ana Milena Manosalva, propietaria de otra vivienda afectada, aseguró que su vivienda quedará en el aire una vez se hagan las intervenciones.

“Mi casa está siendo intervenida arbitrariamente. Con la adecuación nos dañarán las escaleras de acceso y la reja, por lo que la casa quedará en un abismo. No sabemos cómo vamos a entrar a nuestra vivienda”, señaló.

Por ese motivo, la comunidad aseguró que buscarán por las vías legales reclamar la reposición de los daños ocasionados a sus propiedades.

La revista Gente de Cabecera intentó comunicarse con representantes del consorcio Construcol, a cargo de la obra, para preguntarle sobre las falencias en las obras, pero aseguraron que no podían dar declaraciones al respecto.