Menú de categorías

| Jun 5, 2009 | ¿Qué pasa?

Descontento por revisión del gas sigue latente

El descontento de algunos habitantes de Cabecera por los efectos de la suspensión reciente del servicio de gas y los altos costos de las reparaciones ha generado diversas posiciones.
Algunos se sienten verdaderamente ultrajados por la medida.
Otros entienden que existan reglamentaciones, pero lo que no comparten es la manera como se efectúan los controles y piden la humanización en los procesos para hacer cumplir las normas.
Gente de Cabecera presenta las opiniones que algunos ciudadanos han hecho llegar a nuestra redacción sobre este tema bastante polémico en los últimos.

La revisión no puede ser un negocio

Otro de los ciudadanos que expresó su opinión sobre el tema fue Víctor Gabriel Otero, residente del sector, quien envió hace varios días una comunicación a nuestra redacción, de la cual presentamos algunos apartes:
El argumento de la empresa es la seguridad. En el caso de nuestro edificio, los argumentos para cortar el gas es la no existencia de un ducto para el calentador, el cual  desde el punto de vista técnico no se requiere, por encontrarse a menos de diez centímetros de una amplia ventana que da al exterior (…) se debe colocar un ducto que dirija los gases, no importa a donde pero que exista el ducto.
Todos entendemos la importancia de  la seguridad, pero ésta no puede convertirse en un negocio, la ausencia de un ducto en un área ventilada no es razón para cortar inmediatamente el servicio.�
De otra parte, las reparaciones que se requieran en aras son importantes, pero es necesario que las personas dispongan del tiempo necesario para realizarlas.
Una idea es el establecimiento de un seguro en la cuenta del gas, que cubra la reparación de las fallas que se presenten en la instalación, descargando en un ente distinto al usuario la realización del arreglo de las fallas,  para que sea el ciudadano quien exija seguridad.

Hay que humanizar las revisiones

José Nicolás Meneses, experto en gas y residente de la zona, en una comunicación hace algunas recomendaciones sobre el tema, entre ellas:
“Definir la culpabilidad que tuvieron las empresas distribuidoras de gas, al aceptar la instalación de calentadores de paso a gas que no cumplían con las normas (…).
Humanizar las revisiones técnicas enviando ingenieros a efectuar las visitas de inspección ya que con sus criterios, de mínimo 5 años de estudios, podrán discernir cuándo una mínima fuga de gas que tiene un gran tiempo de existir, en una instalación, permite un plazo de 24 ó 48 horas mientras el usuario busca un técnico que le haga la correspondiente corrección (…).
Castigar, con  multas de gran valor, a las Empresas Distribuidoras de Gas que autoricen la instalación de calentadores de paso a gas que no cumplen con las normas vigentes”.

“Como si hubiera pagado lo de todo el edificio”

Helena de Martínez es una de las ciudadanas que tuvo que hacer diversas reparaciones en su apartamento luego de que realizaron la revisión técnica reglamentaria.
Según explicó, el costo le pareció supremamente alto, pues cuando hicieron la revisión tuvo que cancelar 40 mil pesos, los trabajos de reparación costaron 480 mil pesos y adicional a esto debía realizar el mantenimiento del calentador cuyo costo era otros 40 mil pesos.
Así las cosas, doña Helena canceló por todo esto 560 mil pesos, cifra que espera poder financiar, pues en sus propias palabras parece que hubiera pagado por la reparación de todo el edificio.

Comentarios

  1. ene ene ladino dice:

    Donde estan las normas que indiquen como tienen que estar instalados los aparatos como estufas o calentadores.
    gracias