Menú de categorías

| Ene 27, 2012 | Columnistas

La ciudad crece por todos lados

Banar Monte De Oca

Banar Monte De Oca

Además del crecimiento de la población que vemos en la ciudad, los bumangueses vemos cómo hay otro problema que no se controla: el crecimiento del parque automotor.
Este fenómeno probablemente se deba también al incremento de la riqueza de unos, que compran más de un vehículo por familia, teniendo por elemento esencial este medio.
Siendo así, el número de carros y motocicletas nuevas aumentarían este año y se duplicarían en los años próximos debido a las importaciones con bajos aranceles aduaneros de países que han firmado tratados de libre comercio (TLC) con Colombia, entre los que figuran Estado Unidos y Corea del Norte, entre otros.
El aumento de la congestión vehicular afectará la escasa movilidad y, al contrario, esta será más caótica.
Con la congestión vehicular hay demoras en el flujo del tráfico y como consecuencia se afecta el comercio, se paraliza la movilidad del servicio público y muchos llegan tarde al trabajo y al colegio.
A los alcaldes de las ciudades en desarrollo no les queda otra alternativa que construir y adecuar más vías, viaductos, intercambiadores, puentes peatonales, etc.
Además educar más a los conductores, aplicar sin contemplaciones comparendos, sancionar con cárcel a los infractores borrachos y a los que generen trancones por carecer de los conocimientos básicos en la conducción de vehículos, incluyendo a los motociclistas.